tecnología

Hidroponía: “Cultivar sin tierra es sencillo, pero requiere cierto conocimiento”

La ingeniera Emilia Robert, especialista de la Dirección Provincial de Extensión Rural, explica en qué consiste esta novedosa técnica agrícola que usa eficientemente el espacio y el agua.
domingo, 22 de septiembre de 2019 · 02:00

La hidroponía es una técnica de cultivo que recién está comenzando a conocerse en Catamarca. Mediante la articulación con empresas privadas dedicadas a la hidroponía, con el gobierno de la provincia ha construido un módulo o unidad demostrativa en la Agronomía de Zona de Fray Mamerto Esquiú, que está a cargo de la ingeniera Robert.

Asimismo, días pasados se dictó en sede de la Universidad Nacional de Catamarca -con el auspicio de la Facultad de Ciencias Agrarias- un curso internacional que acercó la experiencia de un especialista internacional y asesores nacionales vinculados a la actividad.

“A través del curso internacional tenemos como objetivo difundir y compartir esta técnica para tratar de imponerla. La hidroponía es una forma de cultivo nueva donde se trabaja sin el suelo. Los cultivos se realizan en un medio líquido con el aporte de nutrientes a través de una solución. Hay distintos sistemas. Cerrados, como el NFT o el flotting, o abiertos. También hay con sustratos, que es otra opción para la producción de hidroponía, sobre todo de frutas”, explica la profesional.

 

¿Es decir que hay distintas variantes siempre sin la utilización del suelo?

Exactamente. En este caso el cultivo hidropónico se basa en el aprovechamiento del metro cuadrado, es decir, el espacio físico. En comparación con el sistema tradicional, en el sistema tradicional estamos obteniendo nueve a diez plantas por metro cuadrado si se trata de una verdura, lechuga por ejemplo. En el sistema hidropónico, el aprovechamiento del metro cuadrado es en alta densidad, es decir que tenemos una cosecha de 25 plantas por metro cuadrado. También se destaca el uso eficiente del agua, ya que al ser un sistema cerrado con el fluido que es impulsado por una bomba que lo hace recircular en el sistema. Permite tener a la planta hidratada haciendo un buen uso del recurso y de la nutrición. En este caso la planta no tiene que esforzarse para tomar los nutrientes, ya que los tiene constantemente durante todo su ciclo.

 

Hablamos del agua, donde se nutre la planta, sabemos que contiene elementos químicos, pero ¿hay que agregarle insumos especiales?

En el sistema hidropónico tenemos que considerar los distintos tipos de agua que hay en la provincia. En general, cuando hacemos hidroponía agregamos una solución nutritiva por macro y micronutrientes que son los que les van a dar el alimento a la planta. Eso está en función de la calidad de agua que tenemos, con incidencia del Ph y la conductividad eléctrica que tenemos. Por eso requiere también conocimientos. Esto no hace que la técnica sea difícil, pero hay que tener un cierto conocimiento previo.

Para esta producción disponemos de un invernáculo en la Agronomía de Zona de Fray Mamerto Esquiú. De aquí en más queremos trasladar esa experiencia a los productores, a los estudiantes, a toda persona que esté interesada, ya que puede hacerse en una casa, en microemprendimientos o incluso a escala comercial.

 

Recién se están dando los primeros pasos. También la Municipalidad de la Capital cuenta con un invernáculo demostrativo en la granja. Esto es lo que se trata de lograr, que podamos formar una red de gente que se dedica a esto. Esto no solo genera empleo sino que también es fuente de autosustento, ya que cualquier persona puede hacerlo para obtener la verdura que va a consumir en su familia. Además, con este sistema minimizamos el uso de insecticidas o agroquímicos. Es mínimo, ya que se trata de sistemas controlados en sus condiciones de temperatura y humedad. Esto hace que casi no aparezcan plagas en sistemas de este tipo; esos son problemas típicos de las producciones a campo.

 

¿Además de verduras, qué otras producciones se pueden hacer?

Se pueden hacer frutas, también se puede hacer la parte forestal. En cuanto a las frutas, nosotros sugerimos hacerla con sustratos, es decir, en sistemas semi-hidropónicos que también tenemos de manera demostrativa en el invernáculo de Fray M. Esquiú.

 

Todos los que quieran aprender sobre la técnica están invitados a la Agronomía de Zona de F. M. Esquiú, que queda en la localidad de La Tercena. Por consultas, pueden dirigirse al teléfono 3834- o personalmente a la Dirección Provincial de Extensión Rural, sita en Pabellón 28 del CAPE, de lunes a viernes de 8 a 12 horas.

 

Texto: Carlos Gallo

Fotos: Karen Arce Actis