nota de tapa

Teatro para la familia: con presente y futuro

El ciclo de Vacaciones en el Girardi se convirtió en un acontecimiento familiar. Niñas y niños disfrutaron de una programación pensada exclusivamente para ellos.
domingo, 4 de agosto de 2019 · 02:22

Organizado por la Comedia Municipal y el Instituto Nacional del Teatro (INT), el ciclo fue creciendo desde su primera edición en 2017 cuando se inició con ocho días de programación. En esta ocasión, hubo función durante los 15 días del receso escolar y se logró que la familia catamarqueña asistiera al teatro como una opción central para disfrutar de las vacaciones en la ciudad. Alrededor de 10.000 espectadores disfrutaron en estas tres ediciones de unos 30 espectáculos locales y nacionales.

Entre los acontecimientos de este año se pueden destacar los homenajes a los 40 años del histórico grupo para niños Martín Pescador y a los 20 años del grupo de títeres Chincho Poroto. Así como el estreno de Egocetric Us ¡Aranwa! ¡Aranwa!, bajo la dirección de Fernando Uro. De este modo, además de brindar una opción artística, el ciclo también se ha convertido en una fuerte plaza de reconocimiento a la producción local de teatro para niños.

La programación, como todos los años, contó con espectáculos del catálogo nacional del INT. En esta oportunidad, la obra Lo que esconden los sombreros, del grupo mendocino Marabunta Teatro, regaló una emotiva combinación de historias y música en vivo. Como invitado especial se presentó el reconocido grupo salteño La Faranda, que una vez más mostró su potencia creativa con Cuestión de ingenio.

Vacaciones de Invierno en el Girardi es sin dudas un antes y un después en la oferta cultural para los catamarqueños, sobre todo porque está dirigida a los más chicos de la casa, quienes pueden compartir un mundo creativo en complicidad con la familia.

 

Una noche de aventuras

La obra en escena de la Comedia Municipal cautivó desde un principio a chicos y a grandes. Se hizo costumbre ver a familias que la habían visto dos o tres veces. La puesta combina elementos que cautiva a los espectadores como títeres anatómicos de hasta tres metros de altura, y teatro negro. El sueño de simón (Miguel Soto) o de Simona en la versión de Luciana Jerez, es la puerta de entrada para que los espectadores vivan una experiencia común, los terrores nocturnos de la infancia. En este mundo onírico, surgen criaturas fantásticas a los que Simón deberá enfrentar con creatividad, acompañado de su juguete preferido y construido por él mismo, el Capitán Cartonio. Una noche de aventuras se presentó en su segunda temporada a sala llena durante las 14 funciones que realizó la Comedia.

 

El director

Idangel Betancourt, director de la Comedia, comentó que Catamarca no tenía una opción de invierno para que los chicos disfrutaran de teatro en vacaciones. 

“En realidad es algo que se realiza en varias ciudades como una opción lógica de divertimento. Ahora, este ciclo tiene una característica particular: que surge de la convocatoria de un elenco estable como la Comedia, pero que a su vez tiene como concepto una programación que no sea netamente comercial. Buscamos acercar espectáculos que no compitan con los programas envasados de la TV, y que puedan expandir el universo lúdico de la infancia”, indicó.

 

¿Cómo funciona la presencia de los grupos independientes?

“Cuando en 2017 asumí la dirección de la Comedia, me parecía necesario hacer temporada para niños en vacaciones pero hubiera sido pobre limitarlo a la sola presencia de la Comedia. Así que pensamos en buscar recursos para que nos pudieran acompañar grupos de teatro independiente y que el ciclo a la misma vez sirviera como espacio de difusión y desarrollo del teatro para niños local. Por suerte Manuel Ahumada que acababa de asumir como representante del INT confió en la idea y ha dado un apoyo total. La cogestión entre Municipalidad y el INT ha permitido formar un equipo de trabajo no sólo para hacer posible la realización a nivel de financiación, sino para garantizar la difusión y publicidad del ciclo.

 

¿El ciclo es sustentado completamente por la Municipalidad y por el Estado?

“No es así desde el año pasado. Creo que las políticas culturales deben realizarse con una visión de sustentabilidad. Un ciclo así debe tener en cuenta varios aspectos que van desde la seriedad y cuidado de la programación para la infancia, como el respeto por la labor de los trabajadores de la cultura, así como la relación del público con el arte. En este sentido, desde el año pasado implementamos el cobro de un bono contribución para las obras de los grupos independientes, y este año los honorarios de estos grupos dependieron del cobro de estas entradas. La experiencia resultó positiva para los grupos, lo que es importante para que juntos podamos seguir creando estrategias de sustentabilidad sin perder de vista la importancia del acceso democrático a la cultura. Es importante pensar la cultura estrechamente ligada al desarrollo de una sociedad, no sólo en el incuestionable valor simbólico que aporta, sino también en una cadena de producción y de servicios que participa en la realización un espectáculo”.

 

Texto y Fotos: Especial para Express

 

Otras Noticias