historia

Nuestra Señora de Fátima y su transformación

En 1780, se hizo lugar a la parroquia que lleva este nombre, en Fiambalá, en la zona norte del departamento Tinogasta.
domingo, 25 de agosto de 2019 · 10:36

La Parroquia San Juan Bautista de Tinogasta, creada en el año 1780, por decisión de las autoridades de la Diócesis de Catamarca, disponían la desmembración de este espacio, para dar lugar a la creación de una nueva Parroquia que se denominara Nuestra Señora de Fátima, en la parte norte del departamento de Tinogasta, actual municipio de Fiambalá. El documento de creación de la nueva Parroquia dice: “Obispado de Catamarca, Secretaria Canciller, Catamarca, 7 de diciembre de 1953.

Deseosos siempre de proveer del mejor modo posible a la atención espiritual de las distintas feligresías de nuestra amada Diócesis y después de haber considerado maduramente cuanto vamos a determinar en virtud del conocimiento personal que tenemos de la vastedad territorial de la actual  Parroquia de Tinogasta (creada en 1427); oído que hubimos también el parecer de su actual Párroco titular (1428); como asimismo tenido en cuenta el consejo de nuestro venerable Cabildo Catedral (en 1428) y en atención al gran beneficio  espiritual que resultara al crear una nueva Parroquia por desmembración de una parte de la actual circunscripción a la antes mencionada feligresía, para que así sea más accesible a una mayor número de fieles la administración de los sacramentos, la asistencia a la Santa Misa los días festivos; la predicación de la Divina Palabra y la enseñanza del Catecismo, como la oportuna asistencia espiritual a los enfermos. En virtud  de nuestra autoridad ordinaria y según los Sagrados Cánones, por las presentes desmembramos de la actual Parroquia de Tinogasta la circunscripción que queda comprendida en los siguientes limites, creando la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima, por el sud, partiendo del límite con la República de Chile, desde los orígenes del Río de La Troya y siguiendo su curso hasta su desembocadura en el Río Colorado y de allí continuando por una línea imaginaria directa hasta el límite con la Parroquia Nuestra Señora de Belén; por el este con la actual de Belén hasta la provincia de Salta y continuando con el límite de esta hacia el norte, hasta el término de la provincia de Catamarca; por el norte con la provincia de Salta y por el oeste con la República de Chile, comprendiendo por ende todo el departamento de Antofagasta de la Sierra y la parte norte del departamento de Tinogasta, inclusas las poblaciones de Anillaco, Retiro, San Pedro de Fiambalá, Villa de Fiambalá como sede Parroquial, Guinchón, La Ramadita, Pampa Blanca, Saujil, Medanitos, Palo Blanco, La Ciénega, La Mesada, Antinaco, Tatón, San Buenaventura, El Peñón, El Durazno y Antofagasta de la Sierra, amén de las estancias dispersas por la precordillera.

Como titular de la iglesia Parroquial quedará el Apóstol San Pedro dada la devoción que los feligreses de la nieva Parroquia le profesan, asignando sin embargo, como titular de la Parroquia a la Santísima Virgen bajo la advocación de Fátima y constituyéndola Patrona de la Parroquia. Para ejercer la cura de almas de la nueva Parroquia, teniendo en cuenta las actualidades sacerdotales y el celo desplegado en el Sagrado Ministerio por la Gloria de Dios y el bien de las almas del Vicario Cooperador de Tinogasta, Presbítero Luis A. Arch, lo designamos Cura Párroco con todos los derechos y deberes inherentes a su delicada misión y le confiere el Derecho Canónico, (el nuevo Párroco será puesto en posesión) y nuestro Sínodo Diocesano.

La nueva Parroquia dependerá de la jurisdicción de la Vicaria Foránea de Tinogasta. Dispensado del derecho canónico, el nuevo Párroco será puesto en posesión de su beneficio por nos con ocasión de la próxima visita Pastoral a Tinogasta; previa la profesión de fe  y juramento exigidos en el día y hora que oportunamente será establecido.

Dado en nuestra sede Episcopal de Catamarca a 7 días del mes de diciembre del Año de Gracia de mil novecientos cincuenta y tres. Testado: Entre paréntesis no vale. Este documento está firmado por Monseñor Carlos Hanlon, Obispo de Catamarca y J.F. Toranzos en su calidad de Secretario Canciller de la Diócesis catamarqueña.

La extensión territorial de la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima tuvo vigencia hasta la creación de la Prelatura de Cafayate, que fue creada el día 8 de septiembre de 1969 por la Bula del entonces Papa Pablo VI. La sede parroquial se encuentra en Cafayate de la provincia de Salta, donde se encuentra la catedral de Nuestra Señora del Rosario.

La Prelatura de Cafayate comprende departamentos de las siguientes provincias: Tafí del Valle, excepto la Parroquia de Tafí del Valle. (Parroquia de Amaicha del Valle y Parroquia de Colalao del Valle) en Tucumán; Cafayate (Parroquia Nuestra Señora del Rosario), Molinos (Parroquia San Pedro Nolasco) y San Carlos (Parroquia San Carlos Borromeo) en Salta y Santa María (Parroquia de San José y Parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria) y Antofagasta de la Sierra (Parroquia de Nuestra señora de Loreto), en Catamarca. A partir de la creación de la Prelatura de Cafayate, el departamento catamarqueño de Antofagasta de la Sierra, que estaba formando parte de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima en la actual jurisdicción municipal de Fiambala, departamento de Tinogasta, pasó a depender de la Prelatura creada, por ende la disminución del territorio eclesiástico tinogasteño sufrió una gran baja.

 

Texto: Colaboración de Oscar Hugo Alaniz

Otras Noticias