cine

Versión hiperrealista del clásico animado

domingo, 28 de julio de 2019 · 02:00

Calificación: 4 (cuatro)

El Rey León (The Lion King, Estados Unidos, 2019) Dir. Jon Favreau. Guion: Jeff Nathanson. Voces originales: Donald Glover, Seth Rogen, Chiwetel Ejiofor, James Earl Jones, Beyoncé.

 

Esta nueva versión del clásico animado de Disney tiene una impronta tan realista que parece un documental de la National Geographic, mostrando la flora y fauna de la sabana africana.

Ese es, quizás, su mayor y único logro: El detalle realista con que se recreó digitalmente a los animales protagonistas de esta fábula sobre traición y reivindicación.

Ese nivel de realismo ya lo vimos en El libro de la Selva (2016), otra producción dirigida por Jon Favreau para Disney; y acá el realizador no sólo vuelve a repetir el desafío sino que elevó su propia vara.

Pero adaptar una producción que en su momento ya fue inmejorable tiene sus riesgos. ¿Se puede innovar? ¿Se puede mejorar? ¿De qué sirve contar la misma historia? Y ahí está la trampa porque se innova en la técnica, el formato, pero el argumento no se puede tocar, la historia ya fue contada y su éxito, comprobado.

Por eso, acá el objetivo no es la historia, ya que sabemos de qué se trata y cómo terminará, sino el cómo se la cuenta.

Un plus, sin embargo, son algunos personajes como Timón y Pumba, que cuando entran en escena levantan la película con sus divertidas  reacciones y disparatados diálogos. Y por supuesto, es imposible no destacar la clásica banda de sonido compuesta por Hans Zimmer, que ahora cuenta con nuevos tracks, y la colaboración de artistas como Beyoncé y Elton John con canciones originales compuestas especialmente para este filme.

Por eso a 25 años del estreno de la película animada (1994), tenemos esta versión hiperrealista de Simba, su exilio y retorno a reclamar el trono que le pertenece y le fue injustamente quitado por su tío Scar. Un modo de acercar la historia a las nuevas generaciones, de recrearla para los grandes que asistimos al cine a ver la primera.

Ahora ¿es necesaria esta versión? No. Entonces ¿vale la pena verla? Si, aunque sea por nostalgia, y porque no, para volver a casa y ver la película animada. 

 

 

Lidia Coria

Twitter: @liXoria

Facebook: Cinéfilos a Bordo

 

Otras Noticias