mujeres

Cinco maneras de aprovechar oportunidades

domingo, 30 de junio de 2019 · 00:21

La realidad es que todas en algún momento de la vida hemos perdido muchas oportunidades que hoy nos parecen obvias que debimos aprovecharlas. A pesar de esa consciencia de desperdicio pasado, a día de hoy estoy segura de que seguimos en los mismos errores. Hay algo que nos impide generar nuevas oportunidades y aprovechar las que se nos presentan. ¿Por qué seguimos sin aprovechar las oportunidades que podrían acercarnos a nuestros sueños?

¿Cuál es el mayor obstáculo en nuestras vidas que nos impide aprovechar las oportunidades y crear de nuevas? ¿Es acaso la falta de recursos? ¿El color de nuestra piel? ¿Nuestra falta de belleza o el “exceso” de esta? ¿La falta de contactos o amigos? ¿Nuestra salud delicada? ¿La falta de tiempo? No nos engañemos, todo lo que hacemos que valga la pena conlleva un cierto riesgo. Son las consecuencias de nuestros actos las que nos generan ese miedo a ser proactivos. El riesgo se mide por dos factores: (1) la entidad de las consecuencias; y (2), las probabilidades de su ocurrencia.

Las oportunidades no se multiplican porque sean identificadas se multiplican porque son aprovechadas.

Vos mujer podés producir un impacto trascendente en las maneras siguientes:

1- Sé la primera en pedir ayuda a alguien.

La gente que con más frecuencia marca la mayor diferencia son las personas que primero se levantan y ayudan en el momento que marcan una diferencia.

2- Tomá un riesgo cuando el potencial de trascendencia sea alto

Es más frecuente que la gente tenga remordimientos por las oportunidades que fallaron en tomar que por las oportunidades que tomaron y fracasaron.

3- Hacé lo que vos sepas que está bien, aun cuando no haya promesa de retorno.

A menudo tendemos a juzgar las oportunidades por el retorno potencial.

4- Plantar las semillas de la intencionalidad en las niñas.

Una de las cosas más importantes que podemos hacer es transmitirles a la siguiente generación lo que hemos aprendido.

5- Movete para que te lleguen nuevas oportunidades.

Una vez hayas adquirido conocimientos y estés preparada para dar la talla ante nuevas oportunidades, es el momento de buscarlas.

 

A veces, perdemos oportunidades porque no tomamos decisiones. Las posponemos por factores como el miedo al cambio, el miedo a asumir riesgos, etc. Cabe la posibilidad de que tomes una mala decisión, pero una mala decisión siempre es mejor que ninguna decisión en absoluto.

De mujer a mujer honro lo más sagrado en ti. Hasta el próximo domingo

 

SoniLu - @sonia6269