salud

Tengo una dieta

domingo, 1 de diciembre de 2019 · 02:00

A diferencia de lo que muchos creen, el mundo es controlado por las ideas. Detrás de todo lo que existe, podemos encontrar una idea. Ya sea que se trate de arte, música, moda, medicina, ciencia o deporte. Lo que conocemos como educación se trata de un conjunto de ideas que alguien recolectó.

Una idea brillante posee más poder que el dinero o cualquier otra cosa. ¿Por qué? Porque es algo que nadie puede destruir o malgastar. Lo único que podemos hacer con una idea es reemplazarla por otra mejor. Pero para cambiar una idea, como vemos hoy en día, en ocasiones debe pasar una generación entera de personas.

 

¿Qué puede hacer por nosotros una idea?

-Abrirnos puertas cerradas.

-Promocionarnos a un nivel más alto.

-Convertirnos en exitosos.

-Convertirnos en millonarios.

Por eso, aunque nos hayan hecho creer lo contrario, lo que necesitamos para atravesar las dificultades es… una buena idea. Esta tiene la capacidad de solucionar problemas, multiplicar recursos y recuperar aquello que perdimos. Por supuesto nos referimos aquí a ese tipo de ideas que nos permiten crecer y avanzar porque una idea negativa puede llevarnos al caos.

 

¿Cuál es la fuente de las mejores ideas? Básicamente son tres:

•Lo bueno de otro ser humano.

•La “idea de oro” que alguien nos sembró.

•La conexión útil que resultamos ser para una persona.

Lo paradójico de todo esto es que la mayoría de las ideas que crearon lo que hoy vemos, al principio, experimentaron el rechazo generalizado. Para ser aceptadas y naturalizadas más adelante. Cosas como la imprenta, el papel, la televisión, la computadora, el teléfono móvil, y tantas otras cosas, son el producto de una idea. Ya sea que te encuentres atravesando una crisis o no, si deseás que algo cambie en tu vida, deberás transformarte en un cazador de ideas.

Aunque no lo sepamos, todas las personas somos creativas pues portamos en nuestro interior capacidades para lograr todo aquello que nos propongamos. ¿Cómo provocar conscientemente ideas nuevas? Tres sugerencias:

 

Divirtiéndonos más

La diversión activa la creatividad más que nada. Los humanos compartimos todos dos hemisferios cerebrales: el izquierdo que es el racional y sirve para pensar y analizar; y el derecho que es el creativo y nos ayuda a divertirnos y relajarnos. Pase lo que pase, ¡nunca dejes de divertirte!

 

Resumiendo nuestras vivencias en pocas líneas

Esta capacidad de resumen optimiza nuestro pensamiento creativo. Quien puede definir o explicar algo brevemente posee más pensamientos creativos que el resto de la gente.

Dándonos permiso para soltar ideas poco convencionales. Todos somos un poco atrevidos pero necesitamos permitirnos pensar lo que venga a nuestra mente, sin reprimirlo, para que fluyan ideas novedosas. Este recurso se denomina “tormenta de ideas” y consiste en generar un espacio para pensar que, a veces, nos hace mucha falta.

Animate a hacer algo nuevo y a salirte de tu rutina diaria. Porque cada desafío que te atrevas a enfrentar colaborará para que actives tu creatividad. Todo, absolutamente todo, evoluciona a partir de una idea.

Otras Noticias