cultura

UNIMA Argentina: “Aquellas marionetas saltaban y bailaban…”

La Unión Internacional de la Marioneta (UNIMA) tiene nuevas autoridades. También presentaron una serie de propuestas de afiliación y formación.
domingo, 3 de noviembre de 2019 · 02:00

Hace 90 años se creaba en Praga la Unión Internacional de Marionetistas que en 1969 pasaría a llamarse Unión Internacional de la Marioneta (UNIMA). Nueve años antes, esta organización no gubernamental establecía un estrecho trabajo con la UNESCO para promover el títere como herramienta educativa. Pasaron aguas turbulentas bajo ese puente y hoy la Universidad Nacional de las Artes ofrece una especialización en “teatro de objetos, interactividad y nuevos medios” coordinado por Ana Alvarado, ex integrante del grupo Periférico de Objetos que a fines de la dictadura fue un antes y un después en el mundo de la titiritesca para adultos que tiene en Catamarca un referente ineludible a nivel internacional: Alberto “Kique” Sánchez Vera.

Desde hace algunos meses, el capítulo argentino de UNIMA tiene una nueva Comisión Directiva que integra, entre otros, Sergio Rower, cofundador del Grupo Libertablas con 40 años en escena y que, entre otros, recibió los premios Konex y el Premio Nacional a la Trayectoria del Instituto Nacional del Teatro del 2017, el mismo que este año recibirán los salteños de La Faranda, de habitual presencia en la escena catamarqueña.

Entrevistado para Revista Express sobre los nuevos aires de UNIMA Argentina, Rower detalla que “hemos logrado que, por primera vez en nuestra historia, tres títeres de grandes maestros argentinos - Sara Bianchi, Javier Villafañe y Ariel Bufano- serán parte de la exposición mundial UNIMA 90 años y realizamos el Primer Congreso Latinoamericano de Títeres, Cultura y Educación en septiembre pasado” y también lograron “el apoyo internacional para colegas en extrema situación económica”.

La actual comisión directiva tiene mandato hasta 2022 y un plan de largo aliento que incluye otras acciones como una masiva campaña de afiliación nacional, un relevamiento con mapeo de la cantidad de titiriteros que hay en el país, el respaldo institucional a los grupos que lo solicitan para negociar con organismos nacionales e internacionales de obtención de fondos como el Fondo Nacional de las Artes la creación de una página web propia, una biblioteca virtual “en función de tratar de reconstruir un entramado titiritero que sobrepase tanto la anécdota simple como la pelea devastadora”, sostiene el entrevistado y agrega: “Entendemos que hay mucho por hacer, en un momento tan complejo para nuestra actividad con menos apoyo oficial cada vez, con nuestros espectadores de teatros, de salas, de festivales, de escuelas pasando tantas necesidades, creemos que es bueno el intentar un redoble de esfuerzos para trascender lo individual y poner la mirada en nuestros predecesores y de allí el homenajearles”.

A la pregunta sobre cómo asociarse y qué derechos y obligaciones implica, Rower cuenta que “UNIMA Argentina cuenta con 202 socios activos, 101 de los cuales tienen al día su cuota anual y 4 son socios honorables, exentos de abonar. Las comisiones entendemos que la cuota no debería ser un impedimento para pertenecer a UNIMA Argentina, por lo que decidimos tener una cuota simbólica que nos permita cumplir con las obligaciones internacionales, y tratar de generar recursos, gracias al aporte en trabajo de los compañeros para desarrollar actividades gratuitas e inclusivas. Asociarse es muy sencillo, deben pedir, llenar y mandar el formulario de inscripción a cuotaunimaargentina@gmail.com junto con el comprobante de depósito de $250 en la cuenta del Banco Nación.

Mientras que el relevamiento comienza a dar sus frutos con más de 250 grupos y solistas de todo el país inscriptos, los homenajes a los que se alude son una serie de microvideos que ponen de relevancia el trabajo de mujeres y hombres de todo el país que siguen siendo un hito en la historia del títere en Argentina y que podrán verse en la página web que verá la luz virtual el martes 5 de noviembre venidero. Hasta entonces están disponibles en la página https://www.facebook.com/unimaargentinaoficial/

Rower destaca además que “estamos en las vísperas de la aparición 2020 de la revista de UNIMA Internacional LA HOJA DEL TITIRITERO y también pone el acento en el Proyecto Biblioteca Virtual de UNIMA Argentina “destinado a poner a libre disposición materiales en formato digital y todo recurso en línea acerca de las diversas temáticas que implican el ejercicio del teatro de títeres y objetos en Argentina, Latinoamérica y el mundo. Como proyecto vinculado a una institución observa todos los criterios que resguardan los derechos de autor, a la vez que procura la difusión de la mayor cantidad posible de información especializada. Este proyecto contempla la recopilación de materiales existentes y su digitalización, y establecer redes con proyectos similares”, forma de romper el paradójico aislamiento en épocas de redes virtuales.

 

Algo más de historia y los titiriteros locales

Cuenta el entrevistado que UNIMA Argentina fue fundada por “Héctor Di Mauro, también su primer secretario general. En 1970, Héctor y su hermano Eduardo gestaron el Primer Encuentro Nacional de Titiriteros, además de otros festivales nacionales e internacionales, cursos, encuentros y talleres. Bregó junto con su hermano Eduardo para que se educara a los docentes en el trabajo con títeres como herramienta educativa y crearon las escuelas provinciales de títeres en Misiones (1971), La Pampa (1973), Neuquén (1969) y Tucumán (1958)”. Ambos fueron asiduos visitantes de Catamarca hasta que la edad los pudo y de esa saga solo queda la segunda generación, Daniel Di Mauro, quien vive en Córdoba.

Desde 2002, el 21 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Marioneta y el Día Nacional del Titiritero se conmemora el 4 de abril, en homenaje al marionetista Otto Alfredo Freitas, nacido en Azul pero reconocido como uno de los grandes maestros junto con Javier Villafañe, Sarah Bianchi y Mané Bernardo, ambas creadoras del Museo del Títere, en su casa del porteño barrio de San Telmo.

Entretanto, este valle central vio nacer y crecer al mítico Kique Sánchez Vera, quien migró a la neuquina ciudad de Centenario por razones laborales y allí se conserva su gran patrimonio titiritero en la sala El Barco de Papel y su biblioteca homónima. El 2 de febrero próximo se cumplirá una década de su muerte.

El Festival de Títeres Don Kique, que en la actualidad organiza el Grupo Cachalahueca es la forma local de homenaje más visible. A ellos hay que sumar a Chincho Poroto Teatro de Títeres - con 20 años de existencia y declarado de interés cultural por la Cámara de Diputados de la Nación, a instancias de la diputada Silvana Ginnocchio-, el Grupo Patagonia que lidera Javier Zalazar, Los Tortognomos y el también fallecido Miguel Sagripanti, aunque hoy se lo recuerde más por su bohemia que por su oficio de titiritero y fotógrafo.

Otras Noticias