mujeres

Yo sí puedo

domingo, 27 de octubre de 2019 · 13:10

Invita a intentarlo. Sin embargo, si estás convencido de que puedes, no sólo lo intentarás sino que dejarás hasta la última gota de sudor en ese intento, a tal punto que lo más probable es que logres tu objetivo. Tomá la decisión de ir más lejos, levantate más temprano, estudiá, capacitate.

Comenzá  a soñar y a diseñar tu destino. Dejá de hacer lo mínimo, apuntá a lo máximo y cuando todos se rindan seguí remando. ¡Yo si puedo! Que sea tu frase poderosa porque las que se animan a creer, tienen el poder. Se quien diseña su futuro, aún sin tener nada; piensa cada día donde abrirá su negocio  por ejemplo, cuánto venderá, en qué  banco va  a depositar  su  dinero, quién  será  su  contador. Quien no proyecta nada, se levanta cada mañana y hace lo  mismo de siempre. Quien nada proyecta hace  lo  mismo de siempre, cada  mañana

Tenemos la tendencia a desistir de aquello que emprendemos, o peor aún, de creer que nuestras metas son un sueño y que por tal motivo hay que pensar algo más aterrizado que verdaderamente podamos lograr. Es justo allí donde nos alejamos de la verdadera felicidad, aquella que produce el logro de las metas conquistadas, aquella que no solo se siente cuando la meta se cumple sino que se percibe durante todo el recorrido hacia el logro de nuestros más sinceros deseos, todo porque creemos que es muy difícil, porque creemos que eso es para otros pero no para nosotros y por tal motivo decidimos claudicar en el intento.

 

De  mujer  a  mujer,  honro  lo  más  sagrado  en ti. Hasta el  próximo  domingo

 

SoniLu

 

Instagram: @sonia6269

Facebook: Sonia Luna

 

…………………….

 

Limpieza de cutis en casa

 

Una limpieza de cutis te permite quitar impurezas y tener un rostro luminoso. Y lo mejor es que puedes realizarte una en tu propia casa como un profesional.

Siguiéndose los pasos que te indicamos en este artículo eliminarás impurezas, granitos y puntos negros, eliminarás las células muertas, dejarás la piel suave y sedosa y tu rostro tendrá salud, luminosidad y frescura. Sigue leyendo para conocer todos los trucos de belleza para una limpieza de cutis perfecta en casa.

 

Limpieza de cara paso a paso

1. Agua y jabón o leche limpiadora. El primer paso para una limpieza de cutis es eliminar la suciedad más superficial con agua y jabón (no uses jabones normales, sino de específico para el rostro) o una leche limpiadora. Elimina todos los restos de maquillaje y no olvides el contorno de ojos. Empieza por desmaquillar las pestañas y continúa con el resto del rostro.

2. Abrir los poros con vapor. Este paso es perfecto para que los productos que vienen después penetren mejor en el cutis. Se trata de hervir agua y que haya vapores. Si aquí le echas aceites esenciales, como de lavanda o rosas, tu rostro además se relajará.

3. Aplica un exfoliante. Utiliza un producto exfoliante  (aquí dimos varias recetas de exfoliantes) con un suave masaje circular con una gasa o un algodón, sin presionar. Evita el contorno de ojos y los labios. Masajea un poco más insistentemente en la frente, la nariz y el mentón. Con este exfoliante ayudarás a mover las células muertas, los puntos negros y los granitos.

4. Elimina puntos negros y granitos. Con las manos bien limpias y usando dos gasas o algodones limpios, extrae los puntos negros más visibles y haz una leve presión en las zonas con más impurezas. En los granitos aprieta un poco para extraerlos, pero evita las uñas, por muy limpias que estén. Recuerda que tienes los poros abiertos y todo debe estar muy limpio para evitar infecciones. No insistas en los que se resistan. Una vez acabado, haz enjuagues con agua templada sobre el rostro. En este paso ya tienes la piel limpia y libre de impurezas y es el momento de utilizar productos de belleza que mejoren tu cutis.

5. Mascarillas. Elije mascarillas con propiedades calmantes, antiinflamatorias y bactericidas y utiliza la máscarilla que más necesites. Unas son hidratantes, otras anti-arrugas, otras para pieles grasas, para pieles sin luminosidad o anti-manchas. Luego  retira la mascarilla con un pañuelo o con una infusión de manzanilla templada, casi fría empapada en un algodón. Vuelve a hacer lavados con agua sobre el rostro.

6. Cierra los poros con un tónico. Una vez que hayas retirado la mascarilla hay que cerrar los poros con un tónico, que puedes comprar o incluso hacer en casa como el té verde, que es un astringente natural.

7. Acabamos con una hidratación. Elige una hidratante según tu tipo de piel, grasa, seca, mixta o normal. Una vez seca la piel, con mucha suavidad extiende en el rostro una crema hidratante y deja que penetre en la piel durante unos minutos.

Como no todas las pieles son iguales es importante que conozcas el tipo de piel tienes. Para eso se realizan test, para descubrirlo con facilidad. Piensa que la piel no es estática y que según la edad y el momento particular puede cambiar, por lo que te recomendamos que hagas este test cada cierto tiempo.

 

Nadia Gonzalez

 

Instagram: @nadiagonzalezz

Facebook: Nadia Gonzalez Luna