ciencia

Bloques y ladrillos de arena volcánica

Un proyecto fiambalense, presentado en la Feria Provincial de Ciencias, plantea usar un recurso local para la construcción de viviendas.
domingo, 20 de octubre de 2019 · 02:00

Juntamente con la edición de XIII Feria Provincial del Libro, organizada por el gobierno de la provincia de Catamarca, a través de la Secretaría de Cultura, en uno de los pabellones del Predio Ferial estuvo presente la feria de Ciencias, Instancia Provincial. A la cita concurrieron distintas escuelas de toda la geografía provincial para manifestar prácticamente los proyectos de esas instituciones escolares, con sus profesores y sus alumnos.
Sueños manifestados a través de proyectos se hicieron presentes, e inundaron un gran espacio del Predio Ferial. Se podían apreciar manifestaciones e ingenios de las personas que los elaboraron y que, en muchos de ellos, podría estar el desarrollo de la provincia con solo dar utilización a los bienes naturales que tenemos alrededor.
En cada una de las muestras se podía observar la esencia, el ser, la pertenencia al lugar que representaba, y el orgullo de estar representando a su lugar, a su tierra, en la capital de la provincia de Catamarca. En cada uno de los proyectos se podía ver el aprovechamiento de la naturaleza que cada uno hacía, transformándola para uso y satisfacción del hombre del lugar, intentando transmitir un mensaje para que otros hombres de otros lugares también puedan dar utilidad a estos bienes.


Un caso

La Escuela Secundaria Rural N°25, Anexo II de la localidad de Tatón, en la jurisdicción municipal de Fiambalá (Tinogasta), ubicada a casi 400 kilómetros de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, es uno de los establecimientos escolares que estuvo presente en esta instancia de la Feria de Ciencias.
El proyecto presentado por esta escuela fue: “Elaboración de bloques y ladrillos de arena volcánica” que consiste en el aprovechamiento de un recurso natural que, en la actualidad, se encuentra quieto, olvidado o ignorado, pero que podría dar una ventaja enorme en la construcción de viviendas: la arena volcánica transformada en bloques y/o ladrillos.
Desde luego que, para ello, este recurso innovador cuenta con algunas ventajas sobre el material tradicional con lo que actualmente se fabrican los mismos bloques o ladrillos. Las ventajas son varias: es térmico, es acústico, es aislante, es liviano (pesa aproximadamente un 30% menos que el tradicional); si está bien colocado, no necesita revoque alguno, ya que es sobresaliente su color y su estructura. También es más económico, según la difusión de la escuela, rinde un 60% más que los tradicionales, y, finalmente, es más resistente, pues soporta un peso aproximado de 3,5 toneladas, según explicaron los expositores. Y respecto de su resistencia se escuchaba decir -orgullosamente- al profesor que guió a los alumnos: “Este ladrillo recién cedió con una presión de cuatro toneladas, es muy resistente”.
Consultados los alumnos, explicaron que “el fin de este proyecto es reemplazar a los materiales usados actualmente para la construcción de viviendas en la localidad de Tatón, ya que éstas son, en su mayoría, de adobes de greda o bloques de granza, materiales muy costosos que no se consiguen en la zona.
Es así como los productos obtenidos, bloques y ladrillos de arena volcánica, reemplazarían a los materiales convencionales con las ventajas que aportan sus propiedades”.
Los alumnos de 2° Año C.B.S. Tecnología son Ramón Araya, Ubaldo Francisco González, Denis Alexis Morales, Ariel Iván Morales, Darío Andrés Quipildor, Lucas David Usqueda Sosa, Lucas Miqueas Titos, Adriana Soledad Morales, Yoseli Érika Magali Morales, Luciana Morena Sandon y Marisa del Carmen Usqueda, todos asesorados por el profesor Abel Ramón Mamaní.

 

Colaboración: Oscar H. Alaniz