nota de tapa

El próximo gobernador: más allá de los spots de campaña

Jalil o Gómez, Gómez o Jalil. Los dos candidatos con más chances de acceder a la gobernación, en entrevistas exclusivas que ayudan a develar quiénes son, cómo piensan y con qué herramientas compiten.
domingo, 13 de octubre de 2019 · 02:19

Raúl Jalil ha estado a cargo de la Municipalidad de San Fernando del Valle de Catamarca durante ocho años. Sin embargo, para él solo cumplió con un rol más en su vida, como muchos otros por los que atravesó antes. “Puedo ser gobernador o no, creo que es un rol más que se dan por las circunstancias de la vida, como el de empleado o empresario. Hay que desdramatizar la política y el personaje”, afirmó el candidato ante la consulta de cómo advierte él, los nuevos desafíos políticos.

Un hombre que confiesa creer en el destino, afirma que cada uno de los roles que cumplió se “deben a las circunstancias de las vidas, que podrían haberse dado de esa manera o no”. “Creo que las personas deben prepararse para el fracaso, porque el éxito es fácil y muy pocas personas lo tienen, pero del fracaso es de donde más uno aprende”, expresó el actual intendente a RE. Estas mismas palabras las manifestó en una charla a la que fue invitado a participar para los alumnos del colegio Belgrano. En este sentido, Jalil afirma que es propulsor de un pensamiento positivo. “Siempre les digo a mi equipo de trabajo que deben de ver el vaso medio lleno y no medio vacío, porque en la vida no siempre todo va a salir bien. Nosotros hemos perdido elecciones y las hemos ganado, pero siempre se aprende más del fracaso”, remarcó el candidato a gobernador de la provincia. A su vez, reconoció que cada uno de los roles que ha ocupado durante su vida, lo ha enriquecido en este lugar. “Todas las experiencias sirven al momento de tomar decisiones”, añadió. Jalil trabajó desde joven con su padre, luego comenzó a estudiar abogacía la que dejó para realizar dos años en el servicio militar –que en ese momento era obligatorio-, al salir estuvo cinco años en Buenos Aires estudiando Administración de Empresas y trabajando. Vivió fuera del país casi dos años, en los que reconoce haber vivido innumerables experiencias que forjaron su carácter. Y no solo eso, sino que al momento de recordarlas saca de una caja que guarda en el quincho de su casa fotos en las que se puede percibir su espíritu aventurero. “Yo no tengo drama, de irme a dormir en una carpa al lado del río o en cualquier lado”, comentó mientras nos mostraba una foto de uno de sus viajes en la que se encontraba apoyado en una motocicleta al lado de un pescador. Además, en esa pequeña caja, Raúl guarda algunas notas que le realizaron durante su estadía en el extranjero.

A pesar de ser aventurero, el intendente se reconoce como un hombre disciplinado, de esta manera afirma que considera la disciplina un ejercicio “muy importante” para la vida. “Mi padre, algunos de los jefes que tuve me la inculcaron. También el Ejército, que además me permitió hacerme amigos de todos lados, ya que dormíamos en una cuadra 150 personas”, agregó. Asimismo, reflexionó sobre la posibilidad que le brindó el Servicio Militar de poder encontrar con personas de todos los niveles sociales. “Creo que la sociedad necesita más lugares de encuentros, en mi época era la escuela pública, ya que no existían los colegios privados, mi hijo lo tenía con ciclismo. Hoy los clubes están cumpliendo esa función, ya que se están recuperando. Es fundamental que la sociedad tenga lugares de encuentro, en donde puedan verse uno al otro”, dijo Jalil. De esta manera, destacó algunas de las políticas que tomó Lucía Corpacci, como fue la Residencia Universitaria, El Centro de Integración, entre otras, que afirmó que se deben seguir profundizando.

En cuanto al rol de su familia en su vida, Raúl destaca la importancia de su madre a lo largo de su vida. Además, en cada oportunidad que puede hace referencia a ella. “Tengo la suerte de tenerla conmigo, va a cumplir 88 años y siempre ha sido una gran componedora y asesora. Me dice que la política me ha vuelto canoso y ahora me está dejando pelado”, señaló. Asimismo, indicó que habla con ella dos o tres veces al día, en caso de que no vaya a verla. “Con mi padre tuve una buena relación y actualmente, con mis hermanos también tengo una gran relación, yo siempre doy un consejo, es mejor llevarse bien que llevarse mal, es más fácil”, agregó sonriendo. Jalil afirma, que muchos de los integrantes de su familia no están de acuerdo con que haga política. Sin embargo, él decidió hacerlo porque está convencido de que la realidad se cambia desde el Ejecutivo. “Cuando tuve la oportunidad de ser diputado provincial, hicimos algunas propuestas, trabajamos con la ley por el fondo anticíclico pero, no siempre se consiguen resultados. En ese momento fue algo en lo que se trabajó, pero no prosperó”, advirtió.

En referencia a sus hijos, aseguró que no desea exponerlos. “Creo que no es bueno exponer a los chicos porque uno hace política. Mi hija por ejemplo muchas veces prefirió decir que soy su tío”, relató anecdóticamente. Más allá de sus responsabilidades a cargo del ejecutivo municipal y su trabajo político, Jalil trató de darse tiempo para estar presente en la vida de sus hijos. “Creo que se debe desdramatizar la política y el personaje, yo voy a buscar a mis hijos o a algún torneo cuando mi hijo practicaba ciclismo. Soy partidario de que se debe hacer una vida normal, un político es una persona más. Es más, Lucía es un gran ejemplo de esto”, explicó. En este sentido, el candidato a gobernador, aprovechó la oportunidad para ratificar su convicción de la necesidad de lograr los consensos necesarios para lograr la Reforma de la Constitución, con lo cual se podrá realizar una reforma de los tres poderes del Estado. “Estoy convencido de que dos mandatos son suficiente al mando de la provincia, que debe haber una restructuración del Ejecutivo como del Poder Legislativo y Judicial, no soy partidario de que los jueces permanezcan indefinidamente en su cargo, deberían concursar cada cierta cantidad de años, entre otras cosas que la Reforma de la Constitución nos permitiría reestructurar”, opinó. A su vez, remarcó que la sociedad ya no es la misma de antes y que la gente pide el cambio.

Grietas

Para Jalil, la búsqueda del consenso es fundamental para poder lograr el equilibrio. Al momento de ser consultado por la “grieta” que pareciera existir de manera permanente en el país, el candidato a gobernador sostuvo: “Creo que hay que ir por el medio, las soluciones son por ahí, no todos tenemos la razón siempre y en muchas oportunidades en la vida se deben dejar un poco de lado las convicciones para poder lograr un acuerdo y eso puede molestar un poco, pero es necesario para avanzar”, aseveró. Al hacer referencia a esto, Raúl acudió a su biblioteca, de donde sacó un libro que le regaló un amigo, un poco gastado y con las hojas ya amarillas. El título de este es “Lecciones preliminares de filosofía”, escrito por Manuel García Morente. Una obra, que sin duda le ha servido para desarrollar su pensamiento.

 

En caso de ser gobernador

Si bien Raúl recuerda que en algún momento de su juventud pensó o habló de la posibilidad de ser gobernador, ya que estaba convencido de que la realidad de la provincia se cambia desde el Ejecutivo. Sin embargo, el actual intendente de la Capital afirma ser creyente del destino. “Yo dejo que las cosas fluyan, creo en el destino, yo había hablado con la gobernadora al respecto, pero si no se daba tampoco es el fin del mundo”, afirmó. En caso de no haberse dado la situación de ser el candidato a gobernador por “Frente de Todos”, Jalil señala que podría hacer sido vice o bien, no postularse en ningún cargo y como se dice en términos políticos “volver a su casa”.

En cuanto a las circunstancias que se generan solas, el lord mayor afirmó que, dentro del mundo de la política, quienes menos hacían “política” eran Lucía y él. “Creo que cualquier persona podría estar en la misma posición, hay muchas personas que tenían aspiraciones por eso creo que son las circunstancias de la vida, se le dio a Lucía se me puede dar a mí en caso de ganar las elecciones, pero también puede no darse”, expresó.

Por otro lado, destacó que en caso de que Alberto Fernández ganara las elecciones está convencido de que podría tener un “buen diálogo sobre las necesidades de los catamarqueños”. En cuanto a la provincia, consideró que se debe continuar con las políticas implementadas por la actual gestión e incluso profundizar varias de ellas.

 

Inspiradores

Al mencionar personas que lo han inspirado en su vida, Raúl Jalil menciona en primer lugar a sus padres. En el plano de la política, no duda en afirmar que Lucía fue una gran influencia en los últimos años. “Su estilo y su forma han logrado comenzar con un proceso de reforma política y ahora va a tener un rol muy importante en caso de ganar estas elecciones. Y cuando me refiero a su rol, hablo del rol como mujer también”, explicó. Entre sus jefes, mencionó a “Pucho” Martínez, quien era gerente del Banco de Catamarca y cuando cerró trabajó en la empresa de su familia, a Edmundo Soria, quien fue su jefe en la empresa, a Jesús Peón, con quien compartió un tiempo cuando estuvo en Estados Unidos, el Coronel Roberto Enrique Anchen, quien fue Jefe de Ejército cuando le tocó realizar el Servicio Militar. Además, recordó que trabajó en política con Luis Barrionuevo, quien considera que ayudó a muchos catamarqueños y de quien aprendió la relación con los humildes. “Con el tiempo nuestra diferencia en la visión de la política en Catamarca nos alejó un poco”, advirtió.

 

La política y su familia

Al momento de ser consultado acerca de su familia y si le incomoda que le pregunten por ella, Raúl afirmó que es un hombre que separa las cosas. “La mayoría de mis hermanos no están de acuerdo en que me dedique a la política, lo respeto, pero yo tomo mis decisiones”, remarcó. De esta manera, dijo que en caso de ganar debe decidir qué hará con el 12.5 por ciento que le corresponde a él de la empresa familiar.

“Veré si se las paso a mis hijos o qué hago, ya que me gusta separar las cosas y tengo que decidir”, expresó.

 

Textos: Noelia tapia López

Fotos: Ariel Pacheco

 

Políticas de Estado

Como ejes fundamentales para el crecimiento de la provincia, Jalil sostuvo que se debe seguir trabajando en Turismo, en Minería y en Agroindustria. Además de fortalecer el sector privado. En referencia políticas sociales, destacó la importancia de un plan de viviendas. También habló de generar un departamento de Salud Mental “fuerte”, ya que comentó que según los filósofos la guerra contra las bacterias está ganada y que los problemas actuales pasan por las neuronas. “Los problemas del futuro son la depresión, los problemas que afectan a la mente. Por eso creo que es muy importante cuidar a nuestros chicos”, aseguró finalmente.

 

 

----------------------------------------------

 

Dr. Roberto Gómez: el cardiólogo que aspira a la gobernación

 

Rompiendo el molde de las clásicas candidaturas políticas, el candidato de Juntos por el Cambio hace foco en una visión transversal de la provincia.

 

La persona que hay detrás de un candidato suele ser siempre una sorpresa para el público. Para el votante, para el impersonal que lo valora por mensajes publicitarios de campaña. La historia particular del doctor Gómez, el médico que irrumpió en las filas de partidarias de la U.C.R. local para –finalmente- constituirse en el principal referente del frente opositor, tiene bastante de hombre común. De catamarqueño común que ha desplegado en pocos años una exitosa actividad profesional. Y ahora –hace algunos años- incursiona en política buscando proyectarse.

Nació y se crió en el barrio Los Ejidos, es uno de los cuatro hermanos del matrimonio de su madre docente y su padre soldador. “No me olvido de dónde vengo. Soy de la Güemes y Alem, ahí pasé mi niñez y parte de la adolescencia. Siempre vuelvo al barrio, a la casa de mis padres donde vive mi hermana. Y con los vecinos en las caminatas. Se ve que hay gente que nunca ha tenido la oportunidad; otros la han tenido y no la han aprovechado. Camino por el barrio Alem y del Liberal, donde tengo amigos con los que recordamos que el club era un lugar social donde se reunían las familias. Eso hay que volverlo a hacer. Las instituciones son muy importantes. Veo que este gobierno provincial no apuesta a las instituciones, no les importa. Veo cómo la gente de una iglesia evangélica, más allá de lo religioso, contiene a los chicos y a las familias, el importante trabajo social que hacen. Eso hay que apostar y apuntalar”.

Estudió los primeros años en la Escuela Belgrano y terminó en la 257, que es la escuela del barrio, donde iban sus amigos. La Secundaria la hizo en el Colegio Nacional y, una vez recibido, fue por seis años a estudiar Medicina en la Universidad de Córdoba, donde vivió en el barrio Alberdi. Según cuenta como anécdota, allí vivía con otros catamarqueños al frente de la casa de Luis Juez (ex intendente de Córdoba, senador y embajador) por lo que “había pica” contra Juez y sus amigos en partidos de fútbol.

 

Actividad profesional

Antes de regresar a Catamarca se especializó en Cardiología Clínica en el Hospital Córdoba y más adelante en Cardiología Intervencionista, con el prestigioso cirujano autoridad mundial en la materia: el doctor Hugo José Londero.

Después, “por mi familia y mi madre, que siempre quería que regrese a Catamarca”, en el 2000 volvió “con la ilusión de hacer un Centro de Cardiología o trabajar en un lugar donde la Cardiología sea de excelencia y que Catamarca sea reconocida por eso.

Como médico, mi sueño era ese, y creo que lo cumplimos”, expresa con satisfacción el director del Instituto de Cardiología Intervencionista (ICI).

“Trajimos la mayor tecnología, fuimos pioneros en un montón de cirugías complejas que se hacían en todo el mundo y son cosas que, hasta hace tres meses, en Latinoamérica no se hacían. Acá hicimos la primera cirugía de extracción de trombos pulmonares de Latinoamérica en nuestra institución, eso siempre nos lleva a seguir trabajando hacia adelante. Fuimos el primer y el único establecimiento del país en traer el Azurio 7, un equipo de hemodinamia muy avanzado. Todo eso me da mucho orgullo que esté en Catamarca. La idea siempre es hacerlo desde acá para el país. También hicimos la primera cirugía de carótida endovascular, las valvuloplastias en pacientes de embarazos avanzados (2001/02). Hoy hay muchos casos que salen para fuera del país incluso, y cuando cuento que estamos en Catamarca se sorprenden no entienden cómo en una provincia con tan poca población se puedan hacer tantas cosas y tengamos tanta tecnología”, recapitula el profesional que, también confiesa haber querido trabajar ad honorem en sus inicios en el Hospital Público de aquí, pero los trámites burocráticos no lo permitieron. “Así que, aquí estoy, con mi propio instituto”.

 

Otra pasión

Aparte de la Medicina, la pasión por los “fierros” lo encuentra –en la medida que puede- tratando de bajar los tiempos en un autódromo de Turismo Carretera. “En La Rioja salí varias veces campeón, ahora estoy en el TC 4000 cordobés, aunque este año no he corrido. Es lindo, me apasiona, y el folclore que tiene alrededor, es lo mejor. Soy de Chevrolet y, con Ford, es como un Boca-River. También me gustan las motos de pista, yo tengo una CBR1000. Me han invitado a correr rally, pero no. Será que, a mí, por la profesión, me gusta todo muy milimétrico. El rally es ir a los volantazos, lleno de tierra en la cabina; es otra cosa”, analiza el candidato de la oposición, que tiene a su cargo uno de los centros de salud de mayor complejidad y avance tecnológico de la provincia.

 

Una visión

Para el 27 de octubre, el doctor Gómez aspira a suceder a la médica que actualmente gobierna la provincia. Y se enfrenta al candidato que encarna el negocio de la Salud en la provincia. Lo hace desde la convicción de que se puede hacer política en otro sentido:

“Hay dos cosas que yo no haría nunca: poner la Minería arriba de mi sanatorio y alquilarle a cualquiera de las mineras que están en Catamarca en el lugar donde alguien quiere gobernar la provincia. Eso no existe en el mundo. Para tener una Minería de alto vuelo, creíble, nosotros tenemos que ser creíbles. Si hoy el doctor Gómez es el gobernador y dentro de cuatro años viene otro gobernador cualquiera sea el nombre, ellos deben saber que nosotros tenemos una política minera y que va a seguir. Si no, no van a invertir aquí”, lanza en tono bien de campaña.

Indudablemente, el hombre tiene su propia visión de lo que quiere. El doctor Gómez y su equipo trabajan en una planificación para cambiar la realidad catamarqueña. Una idea política que contrasta claramente con la del oficialismo gobernante en la provincia. Con ese fin, aspira a que el votante le brinde masivamente su confianza dentro de dos semanas, cuando se defina en las urnas quién va a sentarse en el sillón de Avellaneda y Tula para administrar la provincia hasta el 2023.

 

Textos: Carlos Gallo

Fotos: Ariel Pacheco

 

Ping pong

Minería o ambiente: Uno tiene que cuidar el ambiente, y la minería se tiene que desarrollar como en otros lugares del mundo donde hemos visto que le sirve al país y el país crece a través de ella. Ese modelo hay que usar.

Turismo religioso o bellezas naturales: los dos. Hoy Catamarca no puede tener un solo tipo de turismo.

Papa Francisco o Juan Pablo II: Son distintas personalidades. Cada uno tuvo su forma de ver la religión.

Subsidio o crédito: Hay que darle crédito a la gente para que pueda desarrollarse.

Gatillo fácil o puerta giratoria: hay que darle herramientas a la Policía para que la seguridad cambie en Catamarca. Hoy, porque no hay seguridad, comprar 14 móviles no alcanza ni para un circuito de la ciudad. Hay que premiar el mérito de los que se comprometen con la seguridad.

Pañuelo verde o azul: Estudié para ser médico y salvar vidas, pero también creo que hay veces que por no tomar los recaudos necesarios muchas mujeres mueren por no ser atendidas donde debieran ser atendidas. Eso ya lo veía cuando era practicante en Córdoba.

Interior o Capital: Hay que vincular al interior con la Capital. Y el interior va a crecer muchísimo porque tiene mucho para hacerlo.

Venezuela o Chile: Chile. Tiene una política minera que realmente es transparente y va de gobierno a gobierno.

 

Familia

Está casado con Beatriz Adriana Scarpari, también médica cardióloga de niños, y tienen dos hijos: Francisco (21), estudiante de Bioingeniería Médica y Tomás (15) estudiante secundario.