salud

¿En qué lenguaje me estás amando?

domingo, 19 de agosto de 2018 · 08:39

Un escritor estadounidense llamado Gary Chapman escribió, entre otros libros, Los cinco lenguajes del amor. Allí plantea que los seres humanos expresamos nuestro amor a través de cinco lenguajes diferentes. Con esta idea revolucionaria, inspiró a mucha gente a sanar sus relaciones interpersonales. 


¿Sabés cuál es tu lenguaje de amor predominante? La mayoría de la gente lo ignora y aquellos que lo saben esperan que el otro los ame de la misma forma. Pero cada persona posee un lenguaje diferente para sentir que la aman, y no siempre es el mismo lenguaje que tiene el otro. Si yo le expreso amor a alguien en mi propio lenguaje, aunque le dé muestras de amor, esa persona no se sentirá amada porque no hay coincidencia de lenguajes. 


¿Por qué es importante reconocer nuestro lenguaje de amor y el del otro? Para poder hacer sentir a la persona amada, valorada, tenida en cuenta, en “su” idioma. Y que hagan lo mismo conmigo. Hablar el lenguaje de amor que alguien tiene podría compararse, según este autor, con “llenar su tanque emocional”. 


Para no quedarnos sin combustible y disfrutar de relaciones sanas y satisfactorias, te invito a conocer a continuación estos cinco lenguajes de amor que enseña Chapman: 

 

Palabras


Las palabras son un medicamento poderoso y muy efectivo: gracias, sos extraordinario, te quiero mucho, lo hiciste realmente bien. Una sola palabra puede establecer una atmósfera positiva o negativa. Las buenas palabras son como caricias con la fuerza de cambiar al otro porque alimentan el alma. 

 

Actos de servicio


Muchos expresan su amor a los demás sirviéndolos, es decir, haciendo cosas por ellos. Siempre el que sirve es mayor que el servido. ¿Por qué? Porque es el que tiene algo y lo comparte. Pensar cómo podemos ayudar a alguien es el camino a la grandeza. 

 

Regalos


A todos nos gustan los regalos. Regalar algo, ya sea material o inmaterial, es decir: “Pensé en vos”. Un regalo es una expresión de gratitud que puede abrirnos una puerta. En todos los casos, hacer un regalo sin el deseo oculto de manipular es una expresión de cariño.

Tiempo de calidad
Darle a otro tiempo de calidad es brindarle nuestra atención, nuestra escucha con los oídos y con todo el cuerpo. Mostrar interés por alguien, en la mayoría de los casos, hace que se sienta querido. 

Contacto físico


La piel es el órgano más grande que tenemos y posee miles de terminaciones nerviosas. Por contacto físico, entendemos una mano en el hombro, un abrazo o una caricia afectivos, no sexuales. Los niños necesitan este tipo de contacto para sentirse amados por sus padres. Hoy se sabe que el toque físico sano alarga nuestra vida y genera bienestar físico, psicológico y emocional. También fortalece nuestra autoestima y aleja de nosotros todo sentimiento de soledad. Tener contacto físico es una terapia. 

 

Si todavía no sabés cuál es tu lenguaje de amor predominante y el de aquellos que amás, te invito a descubrirlos y a practicarlos a diario. Los resultados te sorprenderán.
 

Otras Noticias