raúl macaroff, especialista en regímenes de inversión

Objeciones al proyecto de ley que pretende expropiar parcelas improductivas

La iniciativa volvió a Diputados por modificaciones que se introdujeron en el Senado. Advierten que si el proyecto no se modifica, las expropiaciones podrían judicializarse.
lunes, 21 de septiembre de 2020 · 01:03

Hace algunos meses, el Gobierno envió a la Legislatura una iniciativa con el objeto de expropiar tierras improductivas que pertenecen a proyectos que tenían beneficios impositivos y que fueron abandonados en algún momento. La iniciativa del Ejecutivo consistía en una modificación, a través de la incorporación de dos artículos, a la Ley Nº 2210 que rige de manera amplia y sin excepciones en materia de expropiaciones. Esa iniciativa obtuvo media sanción en Diputados, sin el acompañamiento de la oposición. Luego, la Cámara de Senadores le realizó modificaciones, le agregó nueve artículos y amplió el proyecto. Volvió a la Cámara de Diputados para tratarse nuevamente y todavía está en comisión.

El contador Raúl Macaroff, especialista en Regímenes de Inversión, realizó varias objeciones a la iniciativa que se aprobó en la Cámara alta al argumentar que, si no se corrige, las expropiaciones podrían realizarse mal y podrían tener un costo alto para el Gobierno. “El riesgo de no modificar algunas cuestiones es que las expropiaciones se realicen mal. Las expropiaciones no son malas, están previstas en nuestras leyes. Así, cuando se quiere realizar una obra, el interés público obliga a la expropiación, eso no está mal. Lo que ocurre es que tal como está en la ley, las expropiaciones pueden resultar carísimas y fija algunas situaciones como la posesión anticipada al momento de la determinación de la indemnización, se avanza con el derecho público sobre el privado, pero sin resarcirlo adecuadamente por el valor del daño que se le produce”, explicó. 

El exfuncionario del Ministerio de Producción aclaró que hay temas técnicos que deben ser revisados antes de la sanción de la ley. "El riesgo de una ley mal redactada es la interpretación forzada y la judicialización", añadió. 

Al especificar las observaciones, señala que los artículos 1º y 2º, agregados a la Ley 2210, como artículos 18 bis y 21 bis, respectivamente, hacen especial referencia a los inmuebles objeto de expropiación que estén o hayan estado afectados al régimen de promoción de la Ley Nacional de Desarrollo Económico Nº 22.021 y otras. 

“Esta redacción, si bien, puede tener un sustento aceptable al principio de interés público para la recuperación equivalente de los cupos fiscales que alguna vez fueron aplicados a las inversiones, objeto de la expropiación, acarrean el riesgo de su perpetuidad, que es necesario alertar porque precarizará las actuales inversiones no ociosas y posibles nuevas inversiones bajos regímenes de promoción que se someten a normativas contractuales finitas. Este proyecto de ley debería tener una entidad propia con un tiempo acotado de aplicación exclusiva para la materia que intenta regular, incluso para el especial tratamiento que propicia en relación a la ley general de expropiaciones”.

A su vez, Macaroff apunta que el artículo primero establece un procedimiento particular para la determinación y pago de la indemnización, ya que establece que se realizará “previo pago de las obligaciones provinciales pendientes que recaigan con relación al bien expropiado y/o su titular”.  Sobre este punto, advierte que “de esta manera hasta tanto no se encuentren canceladas (pagadas) las deudas no se podrá ni siquiera determinarse y mucho menos efectivizarse la indemnización. Hubiera sido más ajustado a derecho decir que una vez determinada la indemnización y previo a efectivizarse se deducirán todas la deudas de origen provincial sobre la propiedad y/o su titular”, recomendó.n

Cuestionan excepciones en la norma

Otra de las observaciones que realizó el exfuncionario es que en el nuevo articulado se crea una excepción a la ley de expropiaciones para determinados proyectos que hubieran modificado su objeto pero fueron aprobados correctamente. “La ley de expropiaciones no tiene ninguna excepción y no puede tenerla porque ningún derecho privado puede estar por encima del interés público, todo es expropiable. No es una cuestión ideológica, siempre el interés público está por encima del interés privado, entonces no puede haber reservas de derechos privados que no puedan ser expropiados. Es un artículos inaplicable e inconstitucional”, definió. 

La Cámara de Senadores introdujo también un artículo por el que se decide "que la posesión y titularidad de estos inmuebles vinculados a la Producción Agroganadera y Agroindustrial será transferida a la empresa AICAT SE, para su inmediata puesta en funcionamiento". 

"No queda claro si el objeto de AICAT SE le permita el acceso a la totalidad de los inmuebles expropiados vinculados a la producción agro-ganadera y agro-industrial como le concede la posesión el proyecto, tanto más si el nuevo destino productivo no necesariamente pueda estar directamente relacionado con su origen agropecuario", detalló. 

El Senado también autoriza al Ejecutivo y a un plan de financiamiento productivo y propone un plan de subsidio de impuestos provinciales y del Valor de Distribución del consumo energético.

Otras Noticias