Agricultura Familiar: reparación histórica y presupuesto en tiempo de crisis

miércoles, 16 de septiembre de 2020 · 12:03

En el marco de conmemoración del día de la agricultora y del agricultor el gobierno nacional anunció el incremento presupuestario para un área sumamente sensible: agricultura familiar. Lo primero que se nos viene a la mente es la lucha de los trabajadores de la SAF sobre la calle Maipú, la penumbra en las miradas y los trabajadores que hacían referencia con dolor a sus compañeros despedidos y al presupuesto asignado que derivaría en distanciarse lentamente de los pequeños agricultores familiares. Si los títulos de estos días no mienten, tendrán por delante un rol de importancia extrema para los momentos que se avecinan, donde el sismo provocado por el COVID-19 comenzará a desplazarse hacia las raíces económicas de las estructuras sociales.

El Autoconsumo, las producciones familiares, el trabajo asociado y solidario, le facilitaran a muchas familias el acceso a una alimentación saludable y en muchos casos ingresos extras. Para ello, herramientas como agronomía familiar, el Pro Huerta, el INTA y otras afines al sector cumplirán un rol imponderable. Son, en definitiva, los que hoy, en esta crisis que nos aisló, marcaron el rumbo del autoabastecimiento, las producciones orgánicas, los pequeños mercados y ferias, recuperando visibilidad y trascendencia.

Producir

El programa fue lanzado por el presidente Alberto Fernández y el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra. "Hay muchos argentinos que pueden ayudar con la agricultura familiar, hay muchas familias que pueden vivir de la tierra", indicó el mandatario y consignaron que para el fortalecimiento de la agricultura familiar, campesina e indígena se establecerá en el presupuesto un monto total de $12.781 millones. Además,  se anunció  la firma del proyecto de decreto de reglamentación de la Ley 27.118 de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en la Argentina, que fue sancionada en 2015 por el Congreso. En ese marco, Fernández dijo que "hay muchos argentinos que pueden ayudar con la agricultura familiar, hay muchas familias que pueden vivir de la tierra y pueden ayudar a otros a acceder a lo que producen”.
“Hay que llevar conocimiento, infraestructura, trabajo a todo el interior del país, porque lo que ha ocurrido en las últimas décadas, muchas décadas, en la Argentina es que ha habido una concentración creciente en las zonas metropolitanas”, agregó el jefe del Estado.

Datos

La cartera de Agricultura -en un comunicado de prensa- subrayó que a los más de $2.863 millones que será aportados por el Estado nacional en el presupuesto, se le sumarán el año que viene otros $10.097 millones provenientes de organismos multilaterales. Este aumento en el presupuesto será destinado, además de los programas integrados en la Ley 27.118, a financiar planes que ya se encuentran en marcha como Programa de inserción económica de los productores familiares del norte argentino (Procanor), a el Programa de desarrollo de las cadenas caprinas (Prodecca) y al Programa de inclusión socio-económica en las áreas rurales (Pisear), que alcanza en todo el país a unas 9700 familias de pequeños productores, entre otras iniciativas.

Reparación

Respecto a la Ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en la Argentina, que fue sancionada en 2014 y promulgada de hecho en enero de 2015, Basterra consideró que la misma, es "una ley de avanzada, de vanguardia, que contempla de manera amplia los derechos y dictamina los lineamientos políticos para que pueda llevarse adelante el concepto de equidad social y de equidad territorial en la producción agropecuaria”. En este sentido, sostuvo que desde la cartera que conduce se trabaja "para que el descenso histórico que ha tenido la población rural se pare”. En el marco de la implementación de la Ley 27.118, la cartera agropecuaria indicó que se lleva adelante una política de Registro y Formalización de la Agricultura Familiar por medio del fortalecimiento del Programa Nacional de Registración para los Núcleos de Agricultura Familiar y Organizaciones de la Agricultura Familiar y del desarrollo de una incubadora de cooperativas productivas de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena. Asimismo, remarcó el otorgamiento de créditos productivos a tasa subvencionada tanto para los núcleos de la agricultura familiar como para las organizaciones y de la implementación de un programa integral de protección social, acceso a la salud, jubilación y ART.

Para fortalecer la agricultura familiar, campesina e indígena, el Estado nacional fomentará las siguientes iniciativas:

·        Procanor (Programa de inserción económica de los productores familiares del norte argentino): beneficiará 3.500 familias mediante proyectos de mejora de la inserción de los pequeños productores y productoras de la agricultura familiar en cadenas de valor en condiciones sostenibles.

·        Prodecca (Programa de desarrollo de las cadenas caprinas): Financiamiento de proyectos para mejorar los ingresos de las familias con producción de productos caprinos, a través de su inserción en las cadenas de valor en condiciones sostenibles. Beneficiará 2.000 familia de productores y productoras cuya actividad principal sea la caprina.

·        Pisear (Programa de inclusión socio-económica en las áreas rurales), alcanza en todo el país a unas 9700 familias de pequeños productores mediante el lanzamiento Plan de Acceso al Agua y la línea de financiamiento “Argentina contra el Hambre”.

·        Prosap (Programa de servicios agrícolas provinciales): beneficia con el desarrollo de infraestructura y de servicios rurales a más de 24.150 personas y 1200 PyMEs agropecuarias.

·        Programa de Sustentabilidad y Competitividad Forestal: apoya a PyMEs forestales y foresto industriales.

·        Prodespa (Programa de desarrollo acuícola y pesquero sustentable): está orientado al sector pesquero y a productores acuícolas.

Otras Noticias