En reclamo de mejoras salariales

Tensión en Andalgalá: empleados tomaron la Municipalidad

Ante la marcha atrás del intendente Páez de pagar una serie de mejoras, los empleados tomaron medidas que hoy continuarán.
martes, 15 de octubre de 2019 · 02:01

Ante la negativa del intendente de Andalgalá, Alejandro Páez, de cumplir con el incremento salarial que le prometió a los empleados, el gremio del SOEMA decidió tomar la municipalidad de la Perla del Oeste para exigir el cumplimiento de lo acordado.

En ese sentido y al cierre de esta edición, a pesar de que el municipio había intentado garantizar al menos el pago del aumento, no se había llegado a ningún entendimiento entre las partes por lo que la medida de fuerza continuaba hoy.  Se espera que con el regreso de las actividades la protesta se aún más contundente.

El reclamo de los trabajadores se concretó ante la falta de precisiones por parte del municipio en cuanto al futuro del aumento de $6.000 en negro que había prometido el intendente, además de la recategorizaciones de los trabajadores y el blanqueo de $2.000 del sueldo. 

Sucede que el intendente, luego de acordar estas mejoras con el SOEMA a principios de mes, dio marcha atrás con las medidas porque al parecer no cuenta con los fondos suficientes para llevarlas adelante. 

Además, estas mejores debían pasar por el Concejo Deliberante para su aprobación, cosa que no había sido advertida ni por Páez, ni por los gremios a la hora de firmar el acta acuerdo. 
Esto exacerbó los ánimos de los gremialistas que cuestionaron a Páez y a sus funcionarios por prometer cosas que no iba a poder cumplir.

Ayer, mientras se llevaba adelante la toma del municipio y ante la presión de los trabajadores, Páez se vio obligado a buscar una solución. En ese sentido, hizo llegar a los responsables de los gremios  un decreto mediante el cual garantizaba el pago del incremento salarial de $6 mil a pagarse en dos cuotas. La primera parte  en forma retroactiva al primero de octubre y la segunda con los haberes de noviembre.

Sin embargo, el instrumento dejaba en claro que era "ad referéndum del Concejo Deliberante". Por esta razón, es que los trabajadores decidieron seguir con la medida de fuerza hasta mañana, cuando sesione el Concejo y tome estado parlamentario el incremento salarial. 

En ese marco y desde el gremio, quieren tener la certeza de que el Poder Legislativo apruebe la medida el mismo miércoles cuando tome estado parlamentario. Si se aprueba, el decreto debe volver al Ejecutivo para ser promulgado por el jefe comunal.

La intransigencia de los trabajadores está justificada en el temor de que el incremento salarial no se termine concretando. Es que, en la reunión  del viernes pasado con el Secretario de Hacienda, Sergio Bernal, los gremialistas fueron informados que la segunda parte del incremento, el blanqueo de  los $2.000 y las recategorizaciones estaban en duda por los problemas económicos que atraviesa el municipio. Al parecer, Páez "se había adelantado" en realizar estas promesas, sin saber a ciencia cierta si contaba o no con las partidas para concretarlas. 

Al término de ese encuentro, el secretario general del SOEMA, Jesús Reales, cuestionó que Páez haya hecho un “anuncio inconsulto” sin saber a ciencia cierta la situación del municipio. “Nosotros nos tenemos que asegurar que sí o sí cumpla con el compromiso que nos hizo”, advirtió Reales. 

“Él tendrá que cumplir con el compromiso que hizo ante la gente. Nosotros no podemos quedar mal ante los afiliados”, afirmó.

Otras Noticias