se trata del ex ceo de la constructora española isolux

Coimas: otro "arrepentido" espera ser liberado

El empresario Juan Carlos De Goycoechea fue detenido porque figuraba en las anotaciones de Centeno.
domingo, 05 de agosto de 2018 · 04:06

Juan Carlos De Goycoechea, ex CEO de la constructora española Isolux, se convirtió en el primer empresario arrepentido que declaró en la causa en la que se investiga el pago de sobornos por U$S 200 millones a funcionarios del kirchnerismo para mantener contratos de obras públicas. En su declaración, admitió que le pagó al gobierno de Cristina Kirchner, pero aseguró que los montos "no son los que se dicen", y que lo hizo porque lo "apretaban" pidiéndole plata para campañas electorales.
De Goycoechea no ingresará en el programa de protección de testigos e imputados del Gobierno, como sí lo hizo Oscar Centeno, el chofer que escribió los ocho cuadernos con los recorridos de los recaudadores de fondos ilegales para el kirchnerismo.

Con la declaración de De Goycoechea, se espera que investigación siga avanzando porque dos fuentes independientes sin relación entre sí lograron verificar que existió una cadena de recaudación ilegal.

El empresario declaró el viernes ante el fiscal Carlos Stornelli y admitió que pagó de dinero al gobierno kirchnerista, relatando el modo como se hacía. En sus dichos, aclaró que lo hizo bajo presión de los funcionarios. En ese sentido, aseguró que no tenía más remedio que pagar, pero negó que hubiera efectuado pagos por seis millones de dólares, como estimó el chofer Centeno en sus anotaciones. Dijo que la cifra era menor.

Ahora, el acuerdo de colaboración debe ser homologado por el juez Claudio Bonadío.
De Goycoechea se había entregado el viernes, luego de que el pedido de detención lo sorprendió esquiando en Esquel. Por la tarde salió de la fiscalía de Carlos Stornelli, sin esposas y acompañado por dos hombres con camperas de la Policía Federal y por su abogado, Jorge Landaburu. La reunión con Stornelli duró horas. El fiscal le explicó los beneficios de declarar como arrepentido y sus compromisos. Debería aportar información y pruebas que la convaliden que permitan acusar a alguien por encima de él en la cadena de responsabilidades y eventualmente confirmar evidencias ya conocidas.

Antecedente

La empresa española Isolux despidió a De Goycoechea en marzo de 2017. Pero el ejecutivo fue titular de la filial local durante la adjudicación de la usina térmica de Río Turbio. Esa obra contaba desde su inicio con un presupuesto oficial de U$S 485 millones.

A fines de 2015, cuando el kirchnerismo se despedía del poder, la obra había experimentado 11 redeterminaciones de precio, llevando su costo a cuatro veces más: U$S 1.631 millones, según un informe de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN).

Entre el 2 y el 9 de diciembre de 2015, a pocos días del cambio de Gobierno, la empresa presentó un pedido para cobrar U$S 313 millones que estaban pendientes. Juan José Aranguren, ministro de Energía desde el 10 de diciembre de 2015, desechó ese pago y ordenó una investigación de lo actuado. "La obra estaba sobrefacturada", aseguró el Gobierno en su momento.

En marzo de 2017, De Goycoechea fue desvinculado con una advertencia de la casa matriz. Los relevos están "respaldados por el resultado de una investigación interna previa realizada por indicación del nuevo equipo de gestión", según afirmó la compañía.

Si como consecuencia de estas investigaciones o de las indagaciones internas ordenadas por la dirección se derivara el conocimiento de algún hecho delictivo, la empresa lo pondría "inmediatamente en manos de las autoridades judiciales", señaló la compañía.

Otras Noticias