fracasó la sesión en el senado

Sin quórum para allanar a Cristina K

jueves, 16 de agosto de 2018 · 04:00

El Senado no logró quórum para tratar el pedido de allanamiento a propiedades de la ex presidenta Cristina Kirchner, debido a la ausencia de dos integrantes del oficialismo, la mayoría del Bloque Justicialista y la totalidad del Frente para la Victoria.

El tratamiento de la solicitud enviada por el juez federal Claudio Bonadío en el marco de la causa que investiga el supuesto cobro de coimas en la obra pública durante la gestión anterior tuvo así su segunda postergación luego de que el jueves pasado los senadores decidieran no tratarla debido a la llegada tardía de los fundamentos del magistrado.

Este miércoles la situación fue distinta, dado que la sesión se cayó porque la mitad de los senadores que integran la Cámara alta no bajó al recinto y si bien la mayor cantidad de ausentes se dio en el Bloque Justicialista y el Frente para la Victoria, el oficialismo tampoco logró reunir a su tropa completa.

CATAMARQUEÑOS

Los senadores Oscar Castillo (FCS-Cambiemos) y Dalmacio Mera (Bloque Justicialista) estuvieron presentes y habían firmado el dictamen a favor del allanamiento. La senadora Inés Blas (BJ) faltó a la sesión.

Al momento de iniciar la sesión, solo había en el recinto 36 legisladores y se necesitan 37 para tener quórum, número que se hubiera alcanzado si Cambiemos, principal interesado en avanzar con el permiso para los allanamientos, hubiera contado con la presencia de Esteban Bullrich, ausente por vacaciones en Europa.

El oficialismo tampoco tuvo sentada en su banca a Miriam Boyadjian, en su caso por motivos de salud, pero la mayor cantidad de ausencias provino del Bloque Justicialista que comanda Miguel Pichetto, al que le faltaron 16 de sus 24 senadores.

Los únicos miembros de esa bancada que bajaron al recinto fueron Pichetto; Carlos Caserio; Dalmacio Mera; Eduardo Aguilar; Carlos "Camau" Espínola; Mario Pais; Omar Perotti y Rodolfo Urtubey.

En tanto, Cristina Kirchner y los otros ocho integrantes del Frente para la Victoria tampoco se presentaron en el recinto pese a que la ex mandataria se encontraba en el Senado, donde llegó minutos antes de la sesión y fue recibida por unos 50 militantes que concurrieron al lugar para expresarle su apoyo.

La estrategia del kirchnerismo consistía precisamente en esperar a que hubiera quórum para bajar al recinto y exponer su rechazo al pedido de allanamiento solicitado por Bonadío.