domingo 26 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Condena de dos años en suspenso

"Voy a seguir esperando que se acerque a pedir disculpas"

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
24 de junio de 2022 - 00:05

“Hay una justicia divina que sí la va a condenar, fuera de esta condena. Estoy más que conforme con el veredicto; es lo que se esperaba”, expresó Zaira Hadad tras conocerse el veredicto contra Norma Elizabeth Frías. El juez Correccional de Primera Nominación, Marcelo Forner, la halló culpable por el delito de “homicidio culposo agravado”.

La fiscal Daniela Barrionuevo había mantenido la acusación. Si bien consideró que Frías es penalmente responsable, valoró que la conductora no venía alcoholizada, sin exceso de velocidad. “Venía de trabajar. La imputada no había respetado la prioridad de paso”, remarcó. Por ello, solicitó una pena de dos años de prisión en suspenso y de cinco años de inhabilitación.

A su turno, Claudio Contreras, abogado de la querella, representada por Hadad, viuda de Víctor Hugo Ramírez, la víctima de este siniestro vial fatal, adhirió al planteo de la representante del Ministerio Público Fiscal. En tanto que la defensa solicitó la absolución.

El siniestro vial ocurrió el 3 de agosto de 2013 en la esquina de calles Mota Botello y 25 de Mayo. Frías circulaba al mando de una camioneta Toyota Hilux e impactó contra una motocicleta Honda Wave en la que se conducían Oscar Adrián Romero y Víctor Hugo Ramírez, de 37 años. Como consecuencia del impacto, Ramírez resultó con lesiones de gravedad por lo que fue trasladado al Hospital San Juan Bautista, donde falleció.

Finalizado el debate, Hadad se mostró satisfecha con el veredicto. Sin embargo, lamentó que la penada no haya manifestado una disculpa. “No se acercó en ningún momento a pedir disculpas. Al contrario, continúa con la soberbia. Tanto yo como el abogado esperábamos las disculpas de la señora Frías, pero hasta lo último pedía que sea nulo el juicio. Se logró una condena de dos años en suspenso y de cinco años de inhabilitación para conducir. Este juicio no se hizo por una cuestión económica sino por una 'justicia divina'. Agradecemos porque ya cerró esta etapa. El pedido de perdón significa que ella haya reconocido que no había frenado. Sigue insistiendo en que sí había frenado. Voy a seguir esperando que la señora Frías se acerque a pedir disculpas pero no creo que lo haga. Hay una justicia divina que sí la va a condenar, fuera de esta condena. Estoy más que conforme con el veredicto; es lo que se esperaba”, comentó.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar