viernes 13 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Fiestas marianas

Peregrinos de la Patagonia cumplen 30 años junto a la Virgen del Valle

Fieles de diferentes localidades sureñas arribaron a Catamarca el jueves pasado para participar de las festividades marianas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
30 de abril de 2022 - 11:00

Luego de la obligada suspensión de la tradicional peregrinación a Catamarca por las restricciones de la pandemia, alrededor de 80 peregrinos de Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut, pudieron concretar este año la 30ª edición de su movilización de fe para visitar a la Virgen del Valle.

Fieles de diferentes localidades sureñas arribaron a Catamarca el jueves pasado tras recorrer 2.200 kilómetros en dos micros para participar de las festividades marianas, y visitar atractivos turísticos y religiosos de la capital y el interior provincial.

En ese marco, el viernes compartieron un almuerzo popular organizado por la Municipalidad de Los Varela, en el departamento Ambato, donde también compartieron con los miembros Rotary Club San Fernando.

En diálogo con El Ancasti, Ramón Heredia, uno de los organizadores del viaje, recordó que fue un cura párroco hace 33 años el principal impulsor de esta peregrinación para afianzar la fe y la pertenencia regional de los pobladores de un populoso barrio, donde se radicaron muchas familias catamarqueñas.

“Desde el año 90 que realizamos esta peregrinación movidos por la fe y por el impulso de un joven sacerdote, Hugo Guzmán, que se dio cuenta de las tradiciones que se vivían en el barrio Laprida, al que muchos suelen llamar Catamarca chica”, comentó Heredia y agregó: “Desde entonces, salvo los dos últimos años por la pandemia, hemos viajado de manera ininterrumpida a Catamarca para participar de la fiestas de la Morenita del Valle, a la que sentimos como nuestra patrona. Esta vez vinimos en dos colectivos, pero hubo años que vinimos hasta en cuatro colectivos”, remarcó y agradeció a los catamarqueños por el cálido recibimiento.

Un siglo de presencia catamarqueña en la Patagonia

Los catamarqueños residentes en La Patagonia celebraron recientemente los 100 años del inicio de aquella epopeya de habitar el extremo sur argentino.

Una obra del escritor Oscar Hugo Alaniz, discurre sobre una de las migraciones internas más importantes registradas en el territorio nacional. La explotación del petróleo en la zona patagónica produjo este movimiento, desde principios del siglo XX, con particular incidencia en los pueblos del Oeste catamarqueño, precisamente del departamento Tinogasta, cuyos pobladores atravesaron miles de kilómetros en busca de nuevas esperanzas.

“Fue y es tan importante la presencia catamarqueña en la Patagonia y, particularmente, en Comodoro Rivadavia que los descendientes de aquellos viejos peones aventurados a buscar nuevos rumbos ocuparon importantes cargos públicos y formaron organizaciones sociales como el caso del Centro Catamarqueño, Mutual y Cultural Juan René Alaniz en el año 1940, lugar de reunión y difusión cultural emblemático de la ciudad chubutense”, explica Alaniz en la obra que muestra la esencia de esa migración y diversas historias particulares rescatadas del olvido y la negación.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar