lunes 15 de abril de 2024
Abuso sexual eclesiástico

La defensa del cura Renato Rasgido planteó "falsa fundamentación"

Tras terminar de leerse la requisitoria de elevación a juicio, la defensa realizó este planteo. La Fiscalía y la querella lo rechazaron. Mañana se reanuda la audiencia con la resolución del Tribunal.

Luego de tres jornadas, hace instantes, la secretaria de la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Segunda Nominación Andrea Montoya finalizó la lectura de la requisitoria a elevación a juicio de la causa que tiene en el banquillo de los acusados al cura Renato Rasgido, acusado por abuso sexual eclesiástico. Tras conocerse los detalles de la acusación contra el sacerdote, Luciano Rojas, abogado de la defensa, planteó “falsa fundamentación”. El cura debe responder por “abuso sexual simple agravado en concurso ideal con corrupción de menores en grado de autor” y “abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con corrupción de menores”.

El Tribunal está integrado por los jueces Miguel Lozano Gilyam, Silvio Martoccia y Mauricio Navarro Foressi. El Ministerio Público Fiscal es representado por el fiscal Augusto Barros, quien está acompañado por los abogados de la querella Silvia Barrientos y Jaime Morales. La defensa es ejercida por el abogado del foro local Luciano Rojas.

Por tratarse de un delito de instancia privada, el debate se desarrolla a puertas cerradas. De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, la defensa habría considerado que no habría congruencia entre el aspecto temporal de los hechos con los fundamentos de la acusación. El Tribunal corrió vista las partes. Tanto el Ministerio Público Fiscal como la querella consideraron que se trata de un planteo dilatorio y lo rechazaron. El Tribunal pasó la resolución para mañana, cuando se reanude el debate.

Finalmente, en la cuarta jornada por el debate de abuso sexual eclesiástico que tiene al sacerdote Renato Rasgido como acusado por delitos contra la integridad sexual de un adolescente se pudo finalizar la lectura de la requisitoria de elevación a juicio. Este pedido lo realizó la defensa el viernes último, en la segunda jornada. Ese día, la secretaría Milagros Santillán inició la lectura de la elevación a juicio, que cuenta con 270 páginas aproximadamente. Ayer, la secretaria Andrea Montoya dio continuidad a la lectura, a partir de la página 110 hasta la 190. En esta cuarta jornada, luego de un cuarto intermedio, la secretaria Montoya finalizó la lectura.

Cuarto intermedio

La audiencia se reanudó a primera hora de la mañana. Sin embargo, alrededor de las 9.30, la defensa solicitó un cuarto intermedio. El abogado Luciano Rojas, debía presentare en otro Tribunal, donde se desarrolla otra audiencia en la que debía comparecer. Alrededor de las 11.30, la audiencia se reanudó y se pudo finalizar la lectura de la requisitoria.

“Acaba de haber otra dilación. Tenemos a una víctima que comenzó confiada. Hay que contener a una persona que considera que al fin ha llegado el juicio en el que podrá hablar”, había comentado la abogada de la querella Silvia Barrientos.

Ensonatado acusado

Renato Rasgido es el primer sacerdote denunciado por abuso sexual eclesiástico. La denuncia se presentó en marzo de 2014, en Andalgalá. La semana pasada, se convirtió en el segundo cura en ocupar el banquillo de los acusados para responder por delitos contra la integridad sexual.

“Sorprendió la cantidad de gente que llamó, incluso de otros países. Están atentos a este juicio y están dispuestos a denunciar. Sirve para abrir las puertas porque (los sacerdotes) ya no son intocables. No son juicios contra la Iglesia; son hombres disfrazados con sotana; traicionaron la fe que depositaron los feligreses de la institución eclesiástica y más aún a un niño para satisfacer sus instintos libidinosos. Es sorprendente el apoyo que recibe la víctima del mundo y no sólo de Catamarca y de Argentina. Esto alienta también”, aseguró.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
mas complicaciones para alperovich en el juicio por abuso sexual: jose me habia violado

Te Puede Interesar