sábado 1 de octubre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Abuso sexual en la infancia

La Corte de Justicia confirmó una condena por abuso sexual

La Cámara de Sentencia Penal Juvenil, en agosto del año pasado, condenó a 10 años, por el abuso sexual contra una niña pequeña. Hoy, el fallo quedó firme.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de septiembre de 2022 - 16:30

La Cámara de Sentencia Penal Juvenil, en agosto del año pasado, halló culpable a un joven en dos hechos de “abuso sexual con acceso carnal”. El joven, adolescente al momento de los hechos, había ultrajado a una niña pequeña, de su entorno familiar. En consecuencia, fue condenado a la pena de 10 años de prisión. Si bien el acusado casó la sentencia, la Corte de Justicia de Catamarca confirmó el fallo de esta Cámara y hoy la condena por el abuso sexual en la infancia (ASI) quedó firme.

El Tribunal estuvo integrado por los jueces Rodrigo Morabito, Fabricio Gershani Quesada y Mauricio Navarro Foressi. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal del fuero especializado Guillermo Narváez, quien estuvo acompañado por el abogado Herman Zalazar en la querella. En tanto que, la defensa fue ejercida por el abogado particular Miguel Ángel Dahbar.

El joven acusado había llegado en libertad y tras haberse hecho lectura del verdicto, salió esposado. El Tribunal había ordenado la inmediata detención. A la vez, desde el Servicio Penitenciario Provincial, a través del “Programa de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica” se debía proceder en lo inmediato a los fines del traslado del joven a su domicilio para la colocación del respectivo dispositivo electrónico ordenado hasta tanto la respectiva sentencia quede firme.

En los fundamentos de la Cámara de Sentencia Penal Juvenil, los magistrados remarcaron que hubo un ultraje “por parte de una persona a quien ella le tenía confianza, quien valiéndose y aprovechándose de esa circunstancia, ejercía sobre ella el poder suficiente no solo para someterla sexualmente, sino también para mantenerla en silencio y neutralizarla mediante amenazas”.

A la vez, advirtieron que la niña fue víctima de otros modos de violencia. “Fue víctima no solo de violencia sexual, sino que además lo fue de violencia física y psicológica. Por violencia física se entiende a aquella que ‘se emplea contra el cuerpo de la mujer produciendo dolor, daño o riesgo de producirlo y cualquier otra forma de maltrato o agresión que afecte su integridad física.

Esta violencia tuvo sus efectos en el tiempo. La niña bajó su rendimiento escolar, no se integró con sus compañeros varones en la escuela y tampoco con los docentes de género masculino. Esta situación que aún perdura hasta el presente”, se detalló.

En este sentido, se indicó que los efectos de esa violencia psicológica fueron y siguen siendo traumáticos para el pleno desarrollo personal de la nena. Este Tribunal consideró que la violencia sexual constituye no solo una manifestación de violencia basada en género, sino que, además y específicamente cuando es dirigida contra la mujer refleja desigualdades de géneros y patrones socioculturales de discriminación que existen en una sociedad respecto de la mujer.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Policías del COEM-Kappa recuperaron una moto robada y arrestaron a dos jóvenes

Te Puede Interesar