martes 13 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
"Me mandé una cagada"

Femicidio: confesó que mató a su novia y luego se suicidó

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de agosto de 2022 - 11:18

El femicidio de una joven de 21 años generó consternación en Santa Cruz. Rocío Trigo fue asesinada a golpes en un departamento de la localidad de Puerto Deseado. El femicida, Jesús Coitino, tras cometer el crimen le envió un mensaje a su amigo: “Me mandé una macana y me voy a matar”.

El hecho ocurrió el jueves pasado cuando el agresor, un marino de 32 años, se encontraba con la víctima en un departamento ubicado en la calle Lago Argentino al 1600 -propiedad de un amigo del asesino-. El hombre, conocido en la zona por algunas adicciones, mató a la joven y luego le mandó un mensaje telefónico a un amigo donde confesaba el hecho.

Tras recibir el mensaje de su amigo, el joven se dirigió hasta el lugar y descubrió una escena de terror: Rocío estaba boca abajo en la cama, con golpes en todo el cuerpo, muerta. Mientras que Coitino se encontraba en el baño, donde se ahorcó para quitarse la vida.

“La joven tenía muchas lesiones visibles en el rostro y pecho. El hombre tenía muchas heridas en los nudillos”, manifestó a los medios locales José Forqueira, un periodista de Puerto Deseado. Si bien la familia niega que haya habido una relación sentimental entre los dos, según varios testimonios, se cree que mantenían un vínculo cercano y esa noche, según la reconstrucción realizada, se encontraban solos en el lugar del crimen.

Coitino era oriundo de Corrientes y tenía una hija de 11 años con su ex pareja, quien decidió terminar la relación hace 9 años porque era un hombre “violento”, según testificaron conocidos del hombre.

Rocío trabajaba en una minera y a través de las redes sociales desde la empresa despidieron a la joven. “Estamos atónitos ante tan triste situación, nuestros compañeros que compartieron con ella, la recuerdan como una persona extraordinaria, llena de energía y buena gente”, expresaron.

Además, pertenecía al gremio UOCRA, su madre es delegada de ATE, mientras que su padre es director técnico de futbol de uno de los clubes más conocidos de la ciudad.

Antes del trágico desenlace, Rocío le había enviado un mensaje a su mamá avisándole que estaba con un amigo: “Ma, me quedó en lo de un amigo a jugar a las cartas, voy a llegar tarde”, le escribió la joven.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Grooming. Condena en suspenso en el Juzgado Correccional 3.

Te Puede Interesar