lunes 20 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Una pareja imputada

Crimen de Luis Ramos: semana clave para las pericias realizadas

Se visualizarían los dispositivos secuestrados. Se conocieron los resultados de las pericias psiquiátricas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
23 de mayo de 2022 - 00:05

La violenta muerte de Luis Adrián Ramos (43) conmueve a la comunidad de Tinogasta. Al dolor del duelo se suma la brutalidad con la que se consumó el crimen. Dos jóvenes, pareja entre ellos, son los acusados: Javier Córdoba (18) y Luján de los Ángeles Robledo (18). El fiscal de la Quinta Circunscripción Judicial, Luis Jorge Barros Risatti, imputó a la pareja por los delitos de “homicidio agravado para preparar, facilitar, consumar u ocultar otro delito o para asegurar sus resultados o procurar la impunidad para sí o para otro o por no haber logrado el fin propuesto al intentar otro delito criminis causa” y “robo”. Córdoba debe responder en calidad de autor, cuya única pena prevista es prisión perpetua, la pena máxima, de 50 años. En tanto que Robledo está acusada en grado de partícipe secundaria. Para ella la pena podría rondar entre 10 y 15 años.

El acusado cuenta con el asesoramiento del abogado del foro local Julián Quintar. La imputada es asistida por la defensora oficial Claudia Espinoza. La semana pasada, el juez de Control de Garantías de la Quinta Circunscripción Judicial, Marcelo González, confirmó la prisión preventiva para la pareja acusada. El traslado al Servicio Penitenciario para Córdoba y a la Unidad Penal Nº 2 en el caso de Robledo sería inminente.

Al margen de la situación procesal de los acusados, la investigación continúa su curso. De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, esta semana podría haber novedades en relación con los elementos secuestrados y peritados en el Laboratorio Satélite. Según se detalló, se visualizaría el contenido y se extraerían datos de los dispositivos secuestrados.

En este contexto, días pasados en un terreno baldío que se encuentra en inmediaciones de la casa de la joven imputada se encontró una notebook. Para los investigadores, probablemente este dispositivo sea propiedad de la víctima Ramos. Se estima que los acusados pudieron haberla descartado arrojándola a través de una tapia. Al respecto, se ordenó que se proceda con las pericias de rigor para determinar su procedencia.

En materia de pericias, las mismas fuentes señalaron que las pericias psiquiátricas realizadas a los jóvenes imputados advirtieron “rasgos psicopáticos”; ambos habrían manifestado “frialdad” y “bajo sentimiento de culpa”. En este sentido, Córdoba fue descripto como una persona con rasgos “egocéntricos” y “narcisista”. Robledo también tendría “tendencia psicópata”, aunque en menor grado en comparación con el acusado Córdoba.

6-1.jpg
Acusados. Javier Córdoba (19) y Luján de los Ángeles Robledo (18).

Acusados. Javier Córdoba (19) y Luján de los Ángeles Robledo (18).

Crónica

El crimen sucedió en la madrugada del domingo 10 de abril. Sin embargo, recién el lunes surgió el alerta. Ramos no se presentó a su lugar de trabajo. Ante la ausencia prolongada y sin aviso, su familia radicó la denuncia penal, a fin de hallar su paradero. Los investigadores visualizaron cámaras de distintos lugares. Una cámara de seguridad registró el momento en que la pareja dejaba la motocicleta de la víctima en la calle.

De acuerdo con la investigación, Ramos y Córdoba se conocían. El primero en ser demorado fue Córdoba, quien el martes a la tarde se quebró y confesó ante los policías. Por su parte, su pareja fue arrestada más tarde cuando salía de un domicilio.

Según la pesquisa y lo que habría manifestado Córdoba tras quebrarse ante los policías, éste se habría reunido con Ramos el sábado a la noche y que estuvieron consumiendo bebidas alcohólicas hasta que comenzaron a discutir. Según trascendió, ambos tenían una relación sentimental y la intención de Ramos habría sido la de comentarle a la pareja de Córdoba. Esto habría encolerizado al joven, quien tomó un destornillador con el que atacó por la espalda a Ramos para luego desmembrarlo con otras armas blancas. Acto seguido habría contado con la colaboración de su pareja, quien habría colaborado en la limpieza de la casa. Luego ambos se trasladaron hasta la bodega abandonada, en el paraje Cachiyuyo, a 16 kilómetros de Tinogasta, para ocultar los restos.

La investigación tiene dos escenarios claves en la causa: la casa de Ramos, en donde se habría perpetrado el homicidio, y el lugar en donde arrojaron el cuerpo desmembrado, la bodega abandonada. Según trascendió de fuentes ligadas a la investigación, Ramos se habría intentado defender del feroz ataque cuando estaba en su vivienda. Esto habría surgido del informe de autopsia y de las inspecciones corporales practicadas a los sospechosos.

Por otro lado, el fiscal de la causa y los investigadores tratan de determinar el móvil del crimen. A prima facie y en base a los elementos que surgieron de la investigación, se erige el robo como el causante del homicidio, pero la Fiscalía no descarta otra hipótesis.

Pedido de justicia

Una vez conocido el crimen de Ramos, la comunidad de Tinogasta salió a la calle a manifestarse para pedir justicia. El pasado 20 de abril, mientras se realizaba la audiencia de detención para los dos acusados Córdoba y Robledo, sus familiares y amigos protestaron con carteles frente a la comisaría para exigir justicia.

Un mes y 10 días del crimen

  • En la madrugada del 10 de abril, Luis Adrián Ramos fue ultimado y desmembrado. Su cuerpo fue descartado en una bodega abandonada.
  • El lunes 11 de abril, al advertir que Ramos no se presentó en su trabajo, su familia radicó la denuncia.
  • El martes 12, por la tarde, los restos de Ramos aparecieron en una bodega abandonada, a 16 kilómetros de Tinogasta. Córdoba y Robledo fueron sindicados.
  • El 18 de abril, la pareja fue indagada por "homicidio criminis causa y robo", en calidad de autor para Córdoba y como partícipe secundaria para Robledo. Ambos decidieron callar.
  • El 20 de abril, por pedido del fiscal de Tinogasta, Luis Jorge Barros Risatti, el juez de Control de Garantías Marcelo González confirmó la detención.
  • El viernes último, el juez de Control de Garantías confirmó la prisión preventiva para la joven pareja. El trasladado al Servicio Penitenciario para Córdoba y a la Unidad Penal Nº 2 para Robledo sería inminente.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Escena del robo y homicidio.

Te Puede Interesar