viernes 19 de abril de 2024
Juicio abreviado

Confesó hechos de abuso sexual y se lo condenó a 11 años de prisión

El caso se tramitó en la Oficina de Gestión de Audiencia (OGA) del Poder Judicial para un juicio por jurados. El acusado confesó ser responsable de tres hechos de abuso sexual y se realizó un juicio abreviado.

Un juicio abreviado se llevó a cabo, en horas del mediodía, en la Oficina de Gestión de Audiencia (OGA) del Poder Judicial. El acusado debía responder por “abuso sexual simple continuado y agravado por ser encargado de la guarda”, “abuso sexual simple agravado por ser encargado de la guarda” y “abuso sexual con acceso carnal reiterado y agravado por ser encargado de la guarda”. De acuerdo con la investigación, los ultrajes sucedieron en 2021, en Santa María. La víctima, una niña de 12 años, mantenía un vínculo cercano con el agresor.

Una vez finalizada la investigación, el expediente se remitió a la OGA para la realización de un juicio por jurado. Por sorteo, el juez Silvio Martoccia, de la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Segunda Nominación, fue designado como juez director. Hoy, se tenía previsto el sorteo de jurados. No obstante, el acusado decidió confesar y asumir su responsabilidad.

De esta manera, el sorteo de jurados se convirtió en un juicio abreviado. La audiencia fue presidida por el juez director Martoccia. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal de la Cuarta Circunscripción Judicial de Santa María Carlos Laureano Contreras y el fiscal de Cámara Augusto Barros, ambos acompañados por la asesora de Menores Carolina Acuña Barrionuevo. El acusado contó con la asistencia de una defensa particular.

Dada la índole del delito y a los efectos de resguardar a la víctima, la audiencia de juicio abreviado se llevó a cabo a puertas cerradas. De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, la niña pudo contar su padecimiento a una tía. Rompió en llanto porque su agresor la amenazaba. El acusado se valía de los días que la niña lo visitaba, mientras estaba a su cuidado.

Dada la confesión y con base a las pruebas obtenidas en el marco de la investigación, el Ministerio Público Fiscal solicitó una pena de 11 años de prisión. A su turno, la Defensa manifestó su acuerdo, habida cuenta de que su asistido había reconocido su responsabilidad penal en los tres hechos de abuso sexual. Finalmente, el juez director Martoccia declaró culpable al imputado en tres hechos de abuso por los que venía incriminado y fijó una condena de 11 años de prisión.

Puertas adentro

El abuso sexual en la infancia (ASI) es una de las formas de violencia más extrema que niños, niñas y adolescentes pueden sufrir. No obstante, el dato más importante que advierten los profesionales en esta temática es que en la gran mayoría de los casos se trata de abusos sexuales intrafamiliares: padre, abuelo, hermano, tío o primo son los principales sospechosos.

Además de vulnerar a chicos y chicas, el ASI rompe a las familias. Los especialistas advierten que “por lo general, el abuso sexual es mayormente intrafamiliar”. El victimario realiza un abuso de poder. A través de diversos mecanismos de manipulación y amenaza, quien abusa genera en la víctima un sentimiento de culpa y vergüenza. El agresor sexual se vale del miedo, la culpa y la manipulación. De esta manera, promueve la impunidad en estos actos de violencia. “Se trata de una órbita de violencia, de la familia como prisión”, se remarcó.

A la vez, se destacó que la vulnerabilidad en estos casos reside en el hecho de que chicos y chicas, por su inocencia, condición física o sexual no comprenden la criminalidad de los ultrajes, más aún cuando el agresor es padre o un familiar cercano. “Estos agresores se aprovechan del amor y la confianza. Niños, niñas y adolescentes advierten que algo malo está sucediendo; suelen reprimir los recuerdo y tienden a normalizar o tolerar aquellos actos degradantes y tortuosos, quedando atrapados en un círculo de silencios y secretos familiares”, explicaron.

Ante la sospecha o duda de un posible hecho de abuso sexual contra un niño, niña o adolescente, la Línea 102 de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes es un canal de denuncia. El servicio funciona las 24 horas, los 365 días. En octubre de 2018, tras una modificación en el artículo 72 del Código Penal Argentino (CPA) se convierte en carácter de orden público los delitos sexuales contra chicos y chicas. De esta manera, la acción ante la Justicia podrá ser iniciada por cualquier persona y el Estado, a través de los fiscales, estará obligado a llevar adelante las investigaciones correspondientes. Es decir, se elimina el requisito de la denuncia de los representantes legales del niño, niña o adolescente como condición para proceder.

Sorteos de la OGA

Además, en el transcurso de de la mañana, en la OGA se realizaron diferentes sorteos para audiencias de juicio por jurados que se llevarán a cabo en la Primera y Tercera Circunscripción Judicial –Capital y Belén, respectivamente-. En ambas, el coordinador de la OGA, Sebastián Lípari, estuvo a cargo de llevar adelante los sorteos y de comunicar a los imputados las particularidades del método de enjuiciamiento.

En la primera audiencia, en el marco de una causa por “abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores agravado”, el juez director Jorge Rolando Palacios llevó a cabo el sorteo para la confección de una lista de potenciales jurados. En la ocasión, estuvo presente el acusado, acompañado por su abogado defensor Juan Pablo Morales. A posterior, el magistrado fijó para el martes 5 de marzo la audiencia de recepción de evidencia y para el martes 9 de abril, en la Ciudad de Belén, la audiencia de selección de jurados (también conocida como audiencia de Voire Dire).

Luego, se efectuó otro sorteo de jurados, en una causa por “abuso sexual gravemente ultrajante”. El juez Marcelo Soria es el juez director. En la audiencia estuvieron presentes la querella, representada por el abogado

Luis Marcos Gandini y el acusado, acompañado por el abogado defensor Orlando Cativa. El magistrado fijó fecha de audiencia de recepción de evidencia para el próximo 1 de marzo. En tanto que la audiencia de Voire Dire se llevará a cabo el 6 de abril.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
El fiscal Sebastián Pelisari ordenó la medida. 

Te Puede Interesar