viernes 20 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Con el principal sospechoso excluido por enfermedad

Comenzó el juicio contra los cinco acusados por el crimen de Ricardo Peñaflor

Saúl Jerez delató a sus cuatro cómplices y está detenido con prisión domiciliaria. Declararon peritos y policías.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

SANTIAGO DEL ESTERO - Las cinco personas sospechadas de haber participado en el asesinato de Ricardo Artemio Peñaflor, en inmediaciones de la ciudad de Frías, provincia de Santiago del Estero, comenzaron a ser juzgados ayer en esa ciudad, luego de tres años de cometido el crimen.

El pequeño productor agropecuario catamarqueño fue torturado, ejecutado de un tiro en la cabeza y calcinado en su camioneta el 6 de agosto de 2019.

Por el hecho fueron rápidamente detenidos Saúl Jerez (76); el expolicía Lindor Alfredo Rodríguez y su esposa, la docente Claudia Viviana Pereyra (53), y los hermanos Jesús Osmar Pinto (49) y Daniel Ramón Pinto (40), quienes enfrentan condenas de posible prisión perpetua.

La audiencia de ayer fue realizada frente a los jueces del Tribunal, conformado por Luis Achával, Graciela Viaña de Avendaño y Julio Carmelo Vidal. La familia Peñaflor es representada por el abogado Abel Mauas, la defensa de los imputados está a cargo de Osvaldo Díaz, Lucía Niño y Juan Frías, y el Ministerio Público Fiscal es representado por los fiscales Alfonso Arce y Gustavo Montenegro.

Saúl Jerez, quien delató a sus cuatro cómplices, fue excluido del juicio debido a su avanzada edad y enfermedades, que fueron evaluadas por una junta médica que determinó que el hombre no puede ser sometido a un debate oral y público.

Desde la querella lamentaron esta circunstancia porque no se podrá escuchar su testimonio frente a los jueces y remarcaron la importancia de la "gran cantidad de elementos de prueba reunidos durante la instrucción de la causa. Su confesión está incluida en el expediente y es un indicio más que se logra corroborar con lo que informaron los peritos de la Policía, de Bomberos, y las sospechas de la familia de Ricardo Peñaflor", remarcaron.

Fuentes judiciales informaron a El Ancasti que ayer declararon quienes intervinieron en la confección del acta de procedimiento realizado en el lugar de los hechos, médicos forenses, jefe de Bomberos y peritos de la Policía.

Por su parte, un médico forense informó que los restos de Peñaflor eran imposibles de reconocer (se los pudo identificar meses después a través de un estudio de ADN), y que el cuerpo había sido atado con alambres, y posiblemente envuelto en telas, cuyos restos se hallaron entre las cenizas.

Indicó que el hombre fue ejecutado de un disparo en la cabeza que ingresó por el parietal izquierdo, de arriba hacia abajo, y a unos 50 centímetros de distancia.

Sostuvo además que antes de ser incendiado, el cuerpo estaba sin vida.

A su vez, un perito de Bomberos aseguró que el fuego que destruyó la camioneta y el cadáver fue generado intencionalmente y que se pudo verificar que inicialmente hubo dos focos de fuego, en la caja y en la cabina.

Además, indicó que para aumentar el poder de destrucción se utilizó combustible y que el cuerpo ardió durante varias horas, por lo que terminó calcinado casi en su totalidad.

Otros policías dieron detalles sobre el recorrido que hizo la camioneta antes de llegar al lugar en donde fue incendiada, en un paraje ubicado sobre la vieja Ruta 157 que une Tapso con Frías.

Se prevé que en la audiencia de hoy declaren integrantes de la familia Peñaflor, que llevan poco más de tres años esperando el juicio, cuya elevación sufrió importantes demoras debido a maniobras de las defensas y complicaciones administrativas generadas por la pandemia.

De acuerdo con el cronograma fijado por la Justicia, el debate terminaría el miércoles de la semana próxima, luego de escuchar la declaración de aproximadamente 20 testigos.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Escribana. Córdoba Gandini.

Te Puede Interesar