jueves 30 de mayo de 2024
fundamentos por el crimen de la ofrenda a san la muerte

“De manera clara y precisa confesó y no niega su responsabilidad”

La Cámara Penal de Primera Nominación, por unanimidad, lo halló culpable y lo condenó a prisión perpetua.

Por Redacción El Ancasti

Hasta los primeros días de julio del año pasado, Lucas “El Gordo” Carrizo –por entonces un joven de 18 años- pasaba sus días en Pomán. Entrenaba en un gimnasio boxístico. Fue boxeador amateur. Había peleado entre septiembre de 2018 y enero de 2019. Tuvo dos peleas, con un triunfo y una derrota, en la categoría hasta 81 kilos. En el ambiente pugilístico era apodado “Pepo”.
Sin embargo, luego de una larga jornada de excesos, tras haber aspirado nafta, tomado alcohol y fumado marihuana, “El Gordo” Carrizo ingresó a la casa de Petrona y la último con más de 40 puñaladas. Con este crimen se selló su destino. Atrás quedaron sus días de entrenamiento.

El 31 de agosto último, la Cámara Penal de Primera Nominación lo condenó a prisión perpetua. El Tribunal estuvo integrado por los jueces Fernando Esteban, Carlos Moreno y Mauricio Navarro Foressi. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal de la Cámara Penal de Segunda Nominación Gustavo Bergesio y la defensa fue ejercida por el abogado del foro local Víctor García. Por unanimidad, fue hallado culpable del delito por el que venía imputado. A la vez, se ordenó que se investigue la presunta participación de un amigo del imputado.

Días pasados, el Tribunal dio a conocer los fundamentos. La elaboración del voto estuvo a cargo del juez Fernando Esteban. En los fundamentos se destacó que resulta necesario puntualizar que el imputado en oportunidad de ejercer su derecho de defensa durante la investigación penal preparatoria de manera “espontánea, clara y precisa confesó la autoría del hecho que se investiga”. Esta declaración fue debidamente incorporada a debate.

“Con el transcurso de las distintas audiencias que conformaron el debate, previo a cerrar el mismo, el imputado solicitó hacer uso de su derecho a declarar y allí, entre otras cuestiones, tal como se señala en el presente decisorio, si bien no niega su responsabilidad, le otorgó una participación más activa en el suceso a su amigo, al señalar que algunos puntazos los había aplicado él”, se remarcó.

En este sentido, se consideró que este reconocimiento de autoría expreso, más allá de lo manifestado en la segunda declaración de imputado referida, que amerita como lo solicitaran las partes en oportunidad de expresar sus alegatos, la remisión de las actuaciones a origen a fin de que se investigue la posible participación del nombrado amigo en el evento criminoso, se encuentra plenamente corroborado con los elementos probatorios independientes debidamente incorporados a debate.

Primera declaración

En la investigación contó que inició un raid de consumo el domingo previo por la noche. Había consumido alcohol y aspirado nafta. Según su relato, había llegado a la casa de Petrona acompañado por su amigo. “El loco se mete conmigo. Me meto para el costado y entro a buscar algo para abrir la puerta. Encuentro un machete, lo saco y hago palanca y se le salió. Le mete una patada a la puerta; se abre y cuando entramos nosotros la señora estaba sentada en la cama, cada uno se mete a una pieza, entramos a buscar, y la señora lo reconoció a mi amigo. Le decía ‘por favor’. Yo voy y le meto dos puntazos en el cuello y le digo ya está, ya no te conoce, el loco se puso a tiritar nervioso, se quería ir, yo le dije que se quede, que prendamos fuego a la casa, a la señora”, había declarado.  

En debate, su declaración se mantuvo en gran medida pero aseguró que su amigo tuvo otra participación. “Sé que debo pagar el daño que hice. La verdad, en el momento del hecho no estuve solo. No quiero pagar la condena de mi compañero que a él le corresponde”, expresó. En su nuevo testimonio, indicó que su amigo pateó la puerta. Petrona lo reconoció. “La señora le decía ‘por favor, no me hagas esto’; se lo decía como tres o cuatro veces. Mi amigo se empezó a poner alterado, no sabía qué hacer, fue y le pegó como dos o tres cachetadas y la señora empezó a gritar. La señora nombraba el nombre de mi amigo y él se ponía peor; él fue a la cocina; sacó un cuchillo Tramontina y le pegó como tres o cuatro puntazos”, contó.

Jóvenes con perpetua

  • Lucas Carrizo. Con 19 años, es el condenado a prisión perpetua más joven de la provincia. A principios de julio pasado, luego de una larga jornada de excesos, tras haber aspirado nafta, tomado alcohol y fumado marihuana, “El Gordo” Carrizo ingresó a la casa de Petrona y la último con más de 40 puñaladas. "Si bien no niega su responsabilidad, le otorgó una participación más activa en el suceso a su amigo, al señalar que algunos puntazos los había aplicado él”, se destacó en los fundamentos.
  • Naim Vera (20). El 14 de mayo, la Cámara Penal de Primera Nominación halló culpable a Vera del delito de "homicidio doblemente agravado por mediar una relación de pareja y femicidio". El 1 de marzo del año pasado dio muerte a Brenda Micaela Gordillo. "Decidió ponerle fin a la vida de la joven porque ella le había dicho que estaba embarazada y no accedió al pedido de él de abortar, lo que le impediría continuar con su proyecto de vida, que en lo inmediato consistía en comenzar sus estudios universitarios en la vecina provincia de Córdoba. Dicho de otra manera, la mató por ser una mujer que supuestamente estaba embarazada y le estorbaba en su proyecto de vida”, se destacó en los fundamentos.
  • Gabriel "Gabocha" Carrizo. El 9 de abril último en Belén, la Cámara de Sentencia Penal Juvenil lo condenó a prisión perpetua por el homicidio de Luis Héctor Calderón en enero de 2019. “Calderón y Carrizo eran conocidos. Carrizo conoció a Calderón por su amigo –quien fue absuelto-. Fue su amigo quien le dijo que fueran a la casa de Calderón, que era un 'gay', para pedirle agua y cigarrillos. Héctor Calderón y Gabriel Carrizo se conocían y tenían la confianza suficiente como para enviarse mensajes de índole sexual y prácticamente un acuerdo para que Carrizo fuera a su casa, lo que finalmente ocurrió”, explicaron.

 

Seguí leyendo

Te Puede Interesar