Salta

Condenan a un cura por abuso sexual contra una monja y dos novicios

viernes, 9 de julio de 2021 · 08:59

La Sala IV del Tribunal de Juicio de Salta condenó a 12 años de prisión al sacerdote Rubén Agustín Rosa Torino, que desde el 25 de junio era juzgado por abuso sexual gravemente ultrajante agravado, en perjuicio de dos víctimas, y abuso sexual simple en perjuicio de una tercera víctima.

Rosa Torino fue considerado autor material y penalmente responsable de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por ser ministro de culto reconocido” en perjuicio de un ex novicio y una ex monja, y “abuso sexual simple agravado por ser el autor ministro de culto reconocido” en perjuicio de otro ex novicio, todo en concurso real.

La sentencia fue difundida por Augusto Rodríguez, que es el secretario de la Sala IV del Tribunal de Juicio de Salta, integrada por los jueces Maximiliano Troyano, Norma Beatriz Vera y Roberto Faustino Lezcano.

En el mismo fallo, los jueces dispusieron “la prisión preventiva del condenado”, por lo que ordenaron su inmediata detención “en el Servicio de Sanidad de la Unidad Carcelaria número 1” de Salta Capital, más conocido como el penal de Villa Las Rosas.

Para ello, los responsables “deberán extremar las medidas a fin de velar por las condiciones de salud del condenado”.

Asimismo, los magistrados recomendaron a las autoridades del Servicio Penitenciario provincial que se le brinde a Rosa Torino “tratamiento psicológico, atento a la naturaleza de los hechos por los que resultó condenado”.

Además, pidieron que se le realice la toma de fotografías y el examen genético por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico Científico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) y su inscripción en el registro nacional de datos genéticos.

Finalmente, fijaron para el quinto día hábil la audiencia para la lectura de los fundamentos que integran la sentencia.

Durante los alegatos, la fiscal penal Verónica Simesen de Bielke solicitó la pena de 22 años de prisión para el acusado, mientras que la defensa, en manos de los abogados Humberto Oliver y Fabio Núñez, requirió al tribunal su absolución lisa y llana.

Los hechos que se ventilaron en este juicio ocurrieron entre 2009 y 2012.

Otras Noticias