HUBO UN CAMBIO DE CALIFICACIÓN

Tres años de prisión efectiva por apuñalar a su amigo

miércoles, 5 de mayo de 2021 · 01:00

Desde agosto del año pasado, Omar Alejandro Posse se encuentra privado de la libertad. Discutió con un amigo y lo apuñaló. Afortunadamente, el hecho no pasó a mayores pero Posse fue imputado por el delito de “homicidio en grado de tentativa”. Ayer, de manera virtual, se realizó el debate en la Cámara Penal de Tercera Nominación.

El Tribunal estuvo integrado por los jueces Patricia Olmi, Jorge Palacios y Marcelo Soria. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal Miguel Mauvecín. Los abogados particulares Orlando del Señor Barrientos y Víctor García. 
Desde el Servicio Penitenciario Provincial, en Capayán, Posse asumió su responsabilidad y pidió perdón. En su confesión, dijo que se encontraba en estado de ebriedad y que estaba con su amigo; ambos estaban compartiendo bebidas alcohólicas.

Tras su testimonio, se prescindió de los testigos. El fiscal de Cámara consideró que estaba acreditada la intención homicida, es decir, el dolo. Por ello, solicitó el cambio de calificación. De esta manera, el acusado debía responder por el delito de “lesiones graves”. Al mismo tiempo, Mauvecín pidió una pena de tres años de prisión efectiva.
Por su parte, los abogados de la defensa coincidieron con el cambio de calificación, tal como lo peticionó el fiscal, pero solicitaron que la pena sea de cumplimiento en suspenso. 
Luego, el Tribunal pasó a un cuarto intermedio para deliberar y dar a conocer el veredicto. Los magistrados resolvieron fallar de acuerdo con lo solicitado por el representante del Ministerio Público Fiscal.

Copas de más
En la tarde del 28 de agosto del año pasado en una vivienda de la zona sur de la Capital, Omar Alejandro Posse se encontraba en su casa. Junto con él estaba su pareja. En el patio, Posse compartía unas bebidas alcohólicas con un amigo.

En un momento dado, Posse comenzó a discutir con su pareja. Su amigo intervino en la pelea para defender a la mujer. En ese cruce, Posse agredió a golpes de puño a su amigo y así ambos comenzaron a pelear. En esta pelea, Posse apuñaló a su amigo con una cuchilla con mango de madera color marrón y una hoja de veinte centímetros aproximadamente.

Según el informe médico, su amigo terminó con una "herida de arma blanca en flanco izquierdo del abdomen de 1,5 centímetros, otra  en hipocondrio izquierdo de 1 centímetro; otra en el  pectoral izquierdo, por debajo de pezón, que le produjeron a la víctima una lesión en el intestino delgado que requirió intervención quirúrgica al tiempo que le ocasionaron un serio riego de vida con pronóstico reservado al día de la fecha".

El hecho fue investigado por el fiscal de Instrucción de Cuarta Nominación, Ezequiel Walther, quien ordenó las medidas en el hecho. Con base a los elementos de pruebas reunidos, imputó el delito de "homicidio en grado de tentativa" a Posse.
En la indagatoria, el acusado había optado por no declarar. 
El juez de Control de Garantías de Primera Nominación, Héctor Rodolfo Maidana, había  confirmando la prisión preventiva. A finales del año pasado, la causa fue elevada a juicio.

Cambios
Durante el proceso penal, la imputación puede mantener o modificarse, de acuerdo con la prueba que obra en el expediente. En este sentido, en la instancia de debate, donde se debe llegar a la certeza absoluta, al ventilarse los detalles de los hechos, puede producirse algún cambio en la calificación penal.

En tanto que en el artículo 405 del Código Procesal Penal de Catamarca se estipula que, en la sentencia, el Tribunal podrá dar al hecho una calificación jurídica distinta a la del auto de elevación a juicio o de la acusación fiscal, aunque deba aplicar penas más graves o medidas de seguridad, siempre que el delito no sea de competencia de un tribunal superior o especial. 
En este caso el fiscal, manteniendo el relato del hecho, decidió bajar la imputación a otra figura. El delito de “homicidio en grado de tentativa” prevé una escala penal de cinco años y ocho meses a 12 años y seis meses, mientras que el delito de “lesiones graves” prevé una escala de uno a seis años.
En este caso que se ventiló en la Cámara Penal de Tercera Nominación, no se pudo acreditar el dolo homicida.n

Otras Noticias