comenzó eL DEBATE POR “ABUSO SEXUAL AGRAVADO”

Entre lágrimas, la madre de Luz Villafañe contó su versión

El joven acusado se mantuvo en silencio como lo había hecho en la etapa de investigación de la causa.
jueves, 14 de octubre de 2021 · 01:09

A puertas cerradas, en la Cámara de Sentencia Penal Juvenil, un joven de 21 años ocupa el banquillo de los acusados para responder por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por resultar en grave daño a la salud mental de la víctima”.

La víctima es Luz Villafañe, una adolescente de 13 años que en noviembre de 2016 se suicidó tras un presunto ultraje. Al momento del hecho, el acusado era un adolescente de 16 años. Tras incumplir con algunas medidas, el joven llegó a debate con prisión preventiva domiciliaria en el marco del Programa de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica.
Afuera, desde temprano, un grupo de manifestantes cortó calle Chacabuco, frente al Tribunal Penal Juvenil, para exigir justicia.

Llevaban carteles, bombo y redoblantes para hacer escuchar su reclamo. Al inicio del debate, uno de los empleados salió a la vereda para pedirles que hicieran silencio a fin de no entorpecer la audiencia con ruidos que impidiesen escuchar a los testigos y a las partes. Luego, en un cuarto intermedio, el presidente del Tribunal, Rodrigo Morabito, reiteró el pedido.

Para la ocasión, la Cámara de Sentencia Penal Juvenil está integrada por Morabito, Luis Guillamondegui y Mauricio Navarro Foressi. El Ministerio Público Fiscal es representado por el fiscal del fuero especializado Guillermo Narváez, quien está acompañado por la abogada de la querella, Silvia Barrientos. Mientras que el defensor penal juvenil oficial Sergio Véliz asiste al imputado. En agenda se tiene previsto citar a 31 testigos.

De acuerdo con la investigación, la adolescente decidió poner fin a su vida el sábado 12 de noviembre de 2016. Según su madre, Jaqueline Quevedo, su hija tomó esta decisión luego de haber sido secuestrada, drogada y abusada sexualmente. Según su testimonio, el día anterior había intentado, aunque sin éxito, denunciar la desaparición de la adolescente en la sede de la Unidad Judicial Nº 6. A la mañana siguiente, según su relato, su hija apareció intoxicada y con signos de abuso, por lo que decidió llevarla al Hospital de Niños. Allí fue recibida por una médica, quien habría considerado que no había criterio de internación. Ambas volvieron a su casa, en la zona norte. Por la tarde, la adolescente se encontraba sola en su casa y se quitó la vida.

Sin embargo, tras las pericias realizadas, surgió la hipótesis de que Luz pudo haber sido abusada por un adulto en otro contexto. El informe de la autopsia descartó que Luz haya sido abusada el día del suicidio, pero se advirtió que había signos de abuso sexual de horas anteriores al hecho investigado.

Por tratarse de un delito contra la integridad sexual, de instancia privada, la audiencia se desarrolla a puertas cerradas, sin público presente. Fuentes consultadas por El Ancasti indicaron que el acusado prefirió el silencio. Como lo había hecho en la etapa de instrucción, se abstuvo de declarar.  Luego, se inició la ronda de testigos. Para la primera audiencia se citó a ocho testigos pero –tras desistir de un testigo policía- declararon siete. La primera en dar su testimonio fue Jaqueline Quevedo, la madre de la adolescente fallecida. Contó su versión de los hechos y al final de su relato rompió en llanto. A su turno, uno a uno de los testigos citados comenzó a contar lo que recordaba de aquella ocasión. Los testigos citados eran familiares, conocidos y amigos de la adolescente.

Según se detalló, algunos testigos coincidieron en que Luz había consumido estupefacientes la tarde previa a su trágica decisión. Esa misma noche, tanto ella como sus amigos habían estado en una fiesta. Luz, de acuerdo con el relato de los testigos, estaba intoxicada. Si bien habría salido de la fiesta voluntariamente con el acusado, no estaba en condiciones de dar su consentimiento. Un testigo contó que Luz habría tenido una relación con el entonces adolescente –hoy único imputado-.

Dada la cantidad de testigos que se presentaron, el Tribunal habilitó hora y la audiencia se prolongó hasta pasadas las 14. Finalizada esta ronda se pasó a un cuarto intermedio. El debate se reanuda hoy con la comparecencia de una decena de testigos.

 

La otra madre

Finalizada la primera jornada, a través de Radio Valle Viejo, la madre del joven imputado sostuvo que la adolescente habría sido víctima de un abuso sexual intrafamiliar. Sostuvo sus dichos con base a algunos de los testimonios del debate y a las pericias que obran en la causa.

“Están saliendo todas las verdades. Está todo dicho; hay una violación de vieja data. Que no quede impune; que salga el verdadero violador. Justicia por Luz, es lo único que pido; que salgan los verdaderos violadores. Está clarito; es una violación de vieja data, de 72 horas antes de la fiesta. Salió con ella y volvió a la fiesta con ella. Si la hubiese violado, no hubiera vuelto”, remarcó. 

Otras Noticias