Están a disposición de la Justicia Federal

Los detenidos por cazar vicuñas serán trasladados a esta Capital

El hecho sucedido el viernes en Fiambalá, Tinogasta, y causó estupor y bronca entre los vecinos del lugar.
domingo, 27 de septiembre de 2020 · 01:04

Los tres detenidos sorprendidos cazando vicuñas y otros animales silvestres en Fiambalá, Tinogasta, serán trasladados a esta Capital para iniciar el proceso judicial en su contra. La causa se encuentra en manos de la Justicia Federal. El hecho ocurrió el viernes a la tarde y causó gran estupor y bronca entre los vecinos de la localidad.

El procedimiento se realizó alrededor de las 19 del viernes cuando efectivos de la comisaría de Fiambalá tomó conocimiento, por parte de personal de Flora y Fauna de la Provincia con asiento en Fiambalá, que en la zona cordillerana circulaba una camioneta blanca.

Ante ello, personal policial se dirigió al ingreso oeste de esa ciudad y luego de unos minutos, en avenida Circunvalación de esa localidad se intentó detener la marcha de un rodado Toyota 4X4 cuyo conductor hizo caso omiso al requerimiento de control e inmediatamente se dio a la fuga por lo que se inició una persecución por diferentes calles de esa localidad.

El rodado fue interceptado en el barrio Juan Manuel Salas, donde los uniformados verificaron que en la caja del vehículo se encontraban varios animales silvestres sin vida. Finalmente los policías constataron que se trataban de  9 vicuñas, entre ellas un teke (cría de vicuña), 3 guanacos, entre ellos un chulengo (cría de guanaco), 1 suri o choique cordillerano y un quirquincho. Además, se secuestraron armas largas de calibre 22 –tipo carabina- con cartuchos del mencionado tamaño y varias armas blancas de diversos tamaños.

En paralelo se procedió al inmediato arresto de tres sujetos, todos oriundos de la localidad de Palo Blanco, distrito de Fiambalá. Se trasladaban   en una Toyota Hilux 4x4.

Todas las actuaciones se pusieron en conocimiento de personal de Gendarmería Nacional y del juez Federal, Miguel Ángel Contreras, quien impartió las directivas a seguir.

La cantidad de animales cazados causó la curiosidad de muchos vecinos que con indignación observaban lo sucedido.

A las 22 del viernes, con la colaboración de personal de Bromatología Municipal, se procedió a la incineración de los animales.
Cabe señalar que la gente de Flora y Fauna no cuenta con un medio de movilidad para poder actuar por lo que de no contar con el apoyo de la Policía, los cazadores furtivos hubiesen huido con todos los animales abatidos.

En la actualidad solo está permitida la esquila de la vicuña para obtener y comercializar la fibra y las telas. Es una especie protegida por ley y la caza está penada con cárcel de hasta cinco años.

Otras Noticias