Son cuatro comisarios y cuatro subalternos

Vuelven a indagar a los policías sindicados en el robo millonario de la ropa en Recreo

Apelaciones había resuelto apelar el primer dictamen. El hecho fue denunciado en 2018. Solo los subalternos están en disponibilidad.
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 01:06

A poco de cumplirse dos años de la denuncia por el millonario robo de ropa en la Comisaría Departamental de Recreo, La Paz, la Justicia inició la ronda de indagatorias de los sindicados dando cumplimiento a la medida dispuesta el año pasado por la Cámara de Apelaciones, que había anulado el decreto de las imputaciones en cuanto a los policías subalternos. Eran en total 9 los imputados, cinco comisarios, uno de ellos falleció, y cuatro subalternos. Lo curioso o particular del hecho es que solo los uniformados de bajo rango se encuentran en disponibilidad; los jerarcas están todos trabajando, uno de ellos cobrando zona y vivienda.

El hecho salió a la luz en septiembre de 2018 tras la denuncia de uno de los comisarios hoy imputado. En ésta se señalaba la desaparición de una importante cantidad de elementos secuestrados. Era un cargamento de ropa que había estado guardado en un calabozo de la Comisaría Departamental y pertenecía a un secuestro realizado en mayo de 2017. Entre otras cosas había vestimenta para hombres y mujeres, y calzados; todo valuado en más de 2 millones de pesos.

La investigación de la causa en un primer momento estuvo a cargo de la fiscal de instrucción Duarte Acosta, pero después pasó a la fiscal Jorgelina Sobh, quien determinó que los jefes a cargo de la comisaría durante el período investigado -mayo de 2017- habrían incurrido en el delito de "omisión de los deberes de funcionario público". Así terminó imputando a los comisarios Javier Contreras, Raúl Vaquel, Hugo Martínez, Oscar Giménez y Marcelo Regalado (quien falleció el año pasado) bajo el delito mencionado.

En paralelo imputó al oficial Gustavo Véliz, los agentes Walter Abad, Ismael Moya y el sargento Diego Cejas por “robo agravado” por su condición de integrantes de la fuerza. Fue justamente en relación con la imputación de los subalternos en lo que se declaró la nulidad de lo actuado.
Es que la jueza de Control de Garantías Corina Pérez entendió que en ningún momento de la pesquisa quedó probado que haya existido la rotura de un candado o que se haya ejercido violencia para ingresar al depósito donde estaba la ropa.
Tras la resolución de la magistrada, la fiscal Sobh apeló la medida. El tribunal de alzada resolvió a favor de la jueza por lo que la fiscal debió volver a realizar el dictamen y determinar la imputación para los policías en base a los elementos que obran en la causa.

En ese contexto se conoció que se volvió a realizar el decreto de determinación del hecho. Los comisarios declararon bajo la misma imputación y se encuentran actualmente en distintos destinos. Vaquel, en Andalgalá; Martínez, en Esquiú, La Paz; Giménez, en situación de retiro; y Contreras, en Antofagasta de la Sierra, cobrando zona y vivienda. En tanto aún resta la indagatoria a los subalternos por el delito de "hurto calificado".
Lo llamativo es que, a diferencia de los comisarios, todos los subalternos se encuentran en disponibilidad, no prestando servicio y a la espera de una resolución. 

Otras Noticias