Gran apoyo a la víctima y al intendente condenado

Con el juicio a puertas cerradas, la tensión estuvo en la calle

Desde temprano hubo movimiento frente a la Cámara Penal N° 3. Hubo fuerte presencia policial para evitar incidentes.
sábado, 15 de agosto de 2020 · 01:09

"Olé, olé, olé, olá, cárcel a Aybar queremos ya, si no va preso qué quilombo se va a armar", desde una punta. "Enrique es inocente, Enrique es inocente", desde el otro extremo. Tal como había ocurrido en las dos jornadas anteriores, hubo un fuerte apoyo para la víctima, por parte de la Asamblea Ni Una Menos, y al intendente, que contó con un numeroso respaldo.
La policía había previsto un operativo de seguridad que se desplegó desde las 8 con un corte en Junín y San Martín. Separados por veinte metros estaban de un lado quienes acompañaban a la damnificada y por el otro, pobladores de distintas comunas del municipio de Puerta de Corral Quemado, que viajaron más de 300 kilómetros para alentar al intendente que transcurre su tercer mandato consecutivo.
"Fuerza señor intendente, los pueblos están con usted", decía un cartel ploteado que era sostenido por tres mujeres. "Nosotros somos el pueblo", rezaba otro en el que se observaba una foto de Aybar rodeado de su gente. 
"Basta de impunidad". "8 años de impunidad", "Juicio y castigo ya", decían las pancartas del colectivo feminista. La víctima y su madre estaban junto al abogado querellante, Sebastián Ibáñez, pero en permanente contacto con las mujeres que organizaban la movilización.
“Quisieron sacarme y no pudieron. Seguí en el juicio solo con la víctima y eso tiene un valor porque es una victoria nuestra como abogado frente a esa canallesca forma de competir por los colegas de la defensa, a quienes les transmito mi respeto una vez terminado esto”, dijo Ibáñez después del fallo.
En el comienzo del juicio, Bruno Jérez, quien ejercía la querella con Ibáñez, había sido apartado por haber oficiado antes su rol de psicólogo de la víctima. 
Por su parte, Daniel Ortega, defensor de Aybar, dijo que "hay que esperar los fundamentos de la sentencia para hacer una evaluación plena y saber en qué se ha basado el juez para dictar este fallo condenatorio. Entiendo que por la modalidad de cumplimiento no efectivo  es porque dejó abierto para que su pensamiento sea revisado por instancias superiores".
"Estoy convencido que hay cuestiones técnicas que nunca podrían haber llevado a la condena porque se lo acusa por un hecho y se lo condena por otro. No había ninguna prueba objetiva que den cuenta del hecho. 
No tengo ninguna cuestión personal con la querella", expresó.
La diferencia en la fecha del hecho, que había motivado un planteo de nulidad de la defensa antes del juicio, fue mencionado por Mauvecín en su alegato.
"En el inicio del alegato dejé salvada esa cuestión. Básicamente el hecho en sí no se modificó, había un error en la fecha, pero pasaron siete años con el mismo hecho, articularon innumerables recursos defensivos, en todas las instancias, y no se puede alegar que no se entendía el hecho".
En relación a que la detención de Aybar se concretará cuando el fallo quede firme, el fiscal dijo que "la detención conlleva una peligrosidad procesal, que está sostenida en dos ejes: el entorpecimiento de la investigación y en la peligrosidad de fuga. No hubo entorpecimiento porque el proceso ya ha finalizado y la peligrosidad de fuga no se advierte, el imputado se ha presentado las veces que ha sido necesario", concluyó Mauvecín.

 

"Estoy muy conforme con el fallo"

La víctima del abuso sexual está radicada en la Capital después del ataque. Las tres jornadas que duró el juicio lo siguió junto al abogado.
"Estoy muy conforme con el fallo. Esperaré que la condena sea efectiva", dijo, emocionada, tras conocerse el fallo de 6 años.
"Quiero agradecer a todas las organizaciones que nos acompañaron en este proceso, a los abogados, a mi familia que tuvo que aguantar y luchar todos estos años, a mi mamá sobretodo", dijo entre lágrimas.

El caso 
Aybar llegó a juicio por el caso ocurrido en abril del 2013 cuando había abusado sexualmente a la joven, a la que había traído a la Capital para tramitarle una beca. El sujeto se aprovechó de la menor de edad, que logró contarle lo sufrido a su madre, quien luego hizo la denuncia.

El antecedente de Polti

Otro intendente de Catamarca que fue condenado por la Justicia es el de Daniel Polti, de Recreo, departamento La Paz.
La decisión fue tomada el 29 de diciembre de 2010 por la Cámara Penal N°2, que dictó las condenas iniciales por el aborto practicado a Nancy Verónica Ibáñez, de 22 años, en la Nueva Clínica de Recreo, el 27 de enero de 2007, que derivaron en hemorragias que le provocaron la muerte días después en el Hospital San Juan Bautista. Al año siguiente, el máximo tribunal catamarqueño había ratificado la condena por “aborto seguido de muerte” y la Corte Suprema dejó firme esta pena de tres años de prisión en suspenso contra Polti.

También fue sentenciada a un año y dos meses de cárcel la enfermera que la asistió en la intervención.
En 2016 Polti pudo volver a ejercer la medicina tras la condena.

Otras Noticias