crimen de enrique peñaflor

Dictan prisión preventiva para el ex policía y su esposa

La Justicia investiga si Alfredo Rodríguez ejecutó a la víctima en presencia de Claudia Pereyra y Saúl Jerez.
jueves, 19 de septiembre de 2019 · 02:20

En una audiencia de prisión preventiva realizada ayer en el Juzgado de Control y Garantías de la ciudad de Frías, provincia de Santiago del Estero, en el marco de la investigación del crimen del catamarqueño Enrique Peñaflor, la jueza María Gabriela Núñez de Cheble dispuso que Alfredo Lindor Rodríguez (55) y su esposa Claudia Viviana Pereyra (51) continúen detenidos, con prisión preventiva.

La medida fue solicitada por la fiscalía que investiga el hecho, a cargo de Gustavo Montenegro y María Belén Pan, en coincidencia con la querella que representa a la familia Peñaflor. La causa se inició a principios de agosto con la denuncia por la desaparición de Peñaflor y tres sospechosos con prisión preventiva y un excarcelado, que continúa ligado a la investigación. 

Días atrás Saúl Oscar Jerez (74) había sido beneficiado con arresto domiciliario por problemas de salud, y Nicolás Miguel Vega (49), liberado ante la falta de elementos en su contra.

Según la información a la que pudo acceder este diario, el ex policía Rodríguez y la docente rural permanecerán detenidos hasta marzo, al igual que Jerez, cuando la causa sería elevada a juicio en esa ciudad santiagueña. En este contexto, se pudo conocer que Rodríguez sería el más complicado judicialmente ya que la Justicia interviniente le atribuiría la muerte de Peñaflor, causada por un disparo con arma de fuego en la cabeza.

Las pericias ubicarían a Jerez y Pereyra acompañando a Rodríguez al momento de cometer el crimen, entre la noche del 6 y la mañana del 8 de agosto.

Posteriormente, los tres habrían realizado maniobras tendientes a hacer desaparecer las pruebas que pudieran vincularlos con el hecho.

Con este fin trasladaron el cuerpo de Peñaflor en su camioneta, una Ford F100, hasta un paraje ubicado al norte de la ciudad de Frías, en el camino a Brea Chimpana, a pocos metros de la actual ruta nacional 157, y les prendieron fuego. 

Si bien las llamas consumieron todo a su paso, la patente del rodado pudo ser identificada por familiares de la víctima la mañana del 8 de agosto, cuando la presencia de restos humanos carbonizados dentro de la caja del rodado dieron la pauta de que se trataba de un crimen. Dardo Peñaflor, hermano del pequeño productor ganadero, indicó que el hallazgo de la patente los indujo a suponer desde ese mismo día que el cadáver encontrado era el de su hermano.

Durante la autopsia se recogieron muestras de huesos que fueron enviadas a un laboratorio para un estudio de ADN, que finalmente y casi un mes más tarde confirmó la hipótesis de la familia.

La causa

El 6 de agosto familiares de la víctima denunciaron su desaparición en la subcomisaría de Colonia Achalco, en el departamento El Alto, ya que era oriundo de la localidad cercana de Chañar Laguna. 

El 8 a la mañana efectivos policiales y familiares hallaron el rodado con los restos carbonizados y con la principal hipótesis de que el NN podría ser Peñaflor, efectivos de la Policía de Santiago del Estero junto a sus pares de Catamarca, y las fiscalías respectivas de ambas provincias trabajaron en conjunto logrando la detención de los cuatro implicados. 

Otras Noticias