HABRÍA QUEBRANTADO LA LIBERTAD CONDICIONAL

Sospechoso de integrar banda narco cumplía una condena

En junio de 2017 fue condenado a la pena de cinco años por comercializar estupefacientes.
viernes, 3 de mayo de 2019 · 04:07

El martes a la tarde, tras un importante despliegue policial, cinco personas fueron detenidas al encontrarse un kilo de cocaína, dos kilos de marihuana y $100.000, en la zona Sur de la Capital. Fuentes judiciales consultadas por El Ancasti advirtieron que los sospechosos tendrían antecedentes penales y se confirmó que uno de ellos, Efraín “Cabezón” Vega (35) gozaba del beneficio de la libertad condicional. 

Según se indicó, en junio de 2017 había sido condenado por el Tribunal Oral Federal (TOF) a la pena de cinco años de prisión con cumplimiento domiciliario. En aquella oportunidad, fue hallado culpable en el delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”. Sin embargo, al haber cumplido las dos terceras partes de su condena, tenía el beneficio de la libertad condicional. 

"Soy inocente. Pido consideración por la enfermedad de mi hija. Solo yo puedo hacerme cargo de ella”, fueron las últimas palabras de Vega antes de escuchar el veredicto.

Esta causa había comenzado en diciembre de 2013, con las primeras investigaciones y, en octubre de 2013, se realizó un operativo en Valle Viejo. En esa ocasión, habían encontrado en la mochila de una joven que salía de la casa de Vega, un ladrillo de marihuana que pesaba un kilo. Dos horas más tarde, Vega salió del domicilio en su vehículo y va a la casa de esta mujer, pero al advertir la presencia policial se da a la fuga. Finalmente, fue interceptado y se le pudo incautar de su vehículo un envoltorio de nylon que contenía tres gramos de marihuana.

Una hora más tarde, en la casa de esta mujer se realizó un allanamiento. En este domicilio se secuestraron dinero y droga. En un pequeño ropero encontraron $3.100. En total, hallaron más de ocho kilos de cocaína. En una vitrina encontraron una bolsa de nylon negra con casi dos kilos de cocaína. En otra bolsa de similares características hallaron una cantidad mayor, seis kilos y medio de la misma sustancia. 

Esta no fue la única causa a la que debió enfrentar. En diciembre de 2017, Vega violó la prisión domiciliaria que cumplía por la condena impuesta en junio, por el TOF y robó una camioneta. Fue imputado e indagado por el robo de una camioneta Ford F-100 gris, que se encontraba estacionada en inmediaciones de la plaza El Aborigen. El rodado fue abandonado en una ruta en inmediaciones del aeropuerto Felipe Varela. Tuvo la oportunidad de acceder a otro beneficio y, según se sospecha, lo habría arruinado.