Ambos se abstuvieron de declarar

Psicofármacos: el tucumano detenido y un farmacéutico local fueron indagados

Son dos casos distintos. El primero proveía psicofármacos a individuos de esta provincia, quienes lo revendían en forma ilegal. El segundo, otra línea de investigación, estaría sindicado de venderlos sin receta.
jueves, 12 de diciembre de 2019 · 02:16

El individuo detenido en Tucumán tras la investigación que se inició por el ingreso ilegal de psicofármacos a esta provincia, fue indagado ayer y se abstuvo de declarar. La misma posición tomó el sujeto detenido tras el allanamiento a una farmacia local semanas atrás en un procedimiento también por la presunta venta de ansiolíticos. Ambos procedimientos se realizaron casi en forma paralela pero son investigaciones distintas que nada tienen que ver una con la otra, aunque la comercialización de pastillas es el común denominador en ambas. 

Las indagatorias se realizaron entre el martes y ayer. El primero en ser trasladado al Juzgado Federal fue un individuo de apellido Rosales, quien fue detenido el 3 de diciembre pasado tras un allanamiento realizado en la farmacia "Dr. Ahorro" ubicada en la zona suroeste de la ciudad.

En el local se secuestraron ansiolíticos, psicotrópicos, boletas, recetas, libros contables, de balance de compra y venta, y se trabajó con profesionales (un contador y una farmacéutica) pertenecientes a Gendarmería Nacional, quienes realizaron un informe de lo encontrado en el local.

Según la información a la que accedió este diario, los profesionales determinaron una grave anomalía en el lugar.
La existencia de una gran cantidad psicotrópicos ingresados pero no se registró la salida. Por ejemplo, 70 cajas de un determinado psicofármaco y de las 70 cajas solo había dos cajas que no se encontraron, no existe una sola constancia del egreso o cómo salió el resto de esas cajas de la farmacia.

Rosales se abstuvo de declarar y ahora el juez continuará con nuevas medidas para determinar los pasos a seguir en la situación del involucrado.

Tucumano

Por su lado, el tucumano detenido sindicado como proveedor de los ansiolíticos que se vendían en forma ilegal en esta provincia también se abstuvo de declarar. El individuo de apellido Escobar fue imputado por el delito de “venta de medicamentos sin la receta correspondiente”, un delito previsto en el artículo 204 del Código Penal, que castiga con prisión de 6 meses a 3 años a quien “estando autorizado para la venta de sustancias medicinales, las suministrare en especie, calidad o cantidad no correspondiente a la receta médica, o diversa de la declarada o convenida (...) o sin la presentación y archivo de la receta de aquellos productos que, según las reglamentaciones vigentes, no pueden ser comercializados sin ese requisito”.

El sujeto fue detenido el 5 de diciembre en un procedimiento realizado en una farmacia en Tucumán. Realizaba las compras a un laboratorio y revendía ilegalmente a esta provincia.

Otras Noticias