Condena en el tribunal oral federal, para una preceptora

Dos años de prisión y $50 mil de indemnización por estafas

La pena es en suspenso. Deberá realizar tareas comunitarias. La victima dijo que está "conforme" con el fallo.
miércoles, 11 de diciembre de 2019 · 02:08

En un fallo unánime los integrantes del Tribunal Oral en lo Federal condenaron a dos años de prisión en suspenso a la preceptora Ana Laura Ahumada, en la causa por estafa y adulteración de documentos en perjuicio de la docente de teatro, Beatriz Eugenia Arias. 

Los jueces Enrique Lilljedahl, Juan Carlos Reynaga y Adolfo Guzmán la declararon "culpable como autora de los delitos de adulteración de documentos privados y estafa" en dos hechos, condenándola además al pago de costas y accesorias legales generadas por el procedo judicial. 

En este marco, los letrados impusieron que por igual término al que dure la condena, Ahumada se someta al cuidado del Patronato de Liberados, y que realice tareas comunitarias. 

También dispusieron que le pague  a Arias $50.000 por los daños morales ocasionados. 

La preceptora fue a juicio oral y público por tres hechos. La Justicia la halló culpable por dos, y por el "beneficio de la duda" la absolvió  por el tercer hecho. 

A través del dictamen se ordenó la prohibición de accionar en contra de Arias, de trabar embargos sobre sus haberes o patrimonios y que su firma sea inhibida en el Veraz para que las empresas damnificadas puedan recuperar los créditos otorgados en las operaciones fraudulentas. Finalmente, los letrados indicaron que el próximo martes se leerán los fundamentos del fallo. 

Visiblemente conmovida, en diálogo con El Ancasti, Arias manifestó su conformidad con lo dispuesto por la Justicia, aunque consideró que "lo que padecí desde 2013 con mi familia, es irrecuperable". Recordó que "desde abril de 2013, cuando me enteré que habían obtenido varios créditos y préstamos con mi nombre y supe que se trataba de una compañera de trabajo, tuve importantes problemas de salud porque a toda hora las empresas donde realizaron las operaciones me llamaban para pedirme que cancele las deudas que nunca contraje". 

Al momento de los hechos, la Escuela Provincial de Teatro Juan Oscar Ponferrada, que funciona en la Manzana de las Artes, donde trabajaban Ahumada y Arias, tenía como director a Manuel Ahumada Salas, y como vice director a Miguel Ángel Rodríguez. 

Actualmente Arias es vicedirectora en esa institución. 

La causa
Ahumada comenzó a ser juzgada en debate oral y público el lunes a la tarde, acusada por tres hechos. Tras la presentación de los alegatos el Tribunal pasó a cuarto intermedio hasta ayer al mediodía cuando dio a conocer su veredicto. 

Tras conocerse el fallo, Ahumada y su abogado defensor, Ramón Robledo no hicieron declaraciones.

Fotocopia de DNI, documento público

En sus alegatos, la fiscal Federal auxiliar María Correa manifestó: 
“El bien protegido es la fe pública y la mera sustitución de la fotografía en un documento configura un delito, aún cuando la maniobra se exhiba en fotocopias. Si las copias y testimonios de esos documentos públicos conservan las características de autenticidad del documento público previstas en la ley, se consideran igualmente instrumentos públicos. Así lo considera la Corte Suprema de Justicia de la Nación” en varios fallos. Correa sostuvo que "por lo tanto, incurre en falsificación no solo el que adultera una copia sino el que extiende una copia fraguada de un documento que sí existe, siempre que se genere la posibilidad de un perjuicio a un tercero.  Y en este caso, los bienes jurídicos protegidos son dos: la fe pública y el patrimonio".  

La fiscal, tras fundamentar su acusación en contra de Ahumada, solicitó al Tribunal que la condene a cuatro años de prisión. Finalmente los letrados le dieron dos años de prisión en suspenso.

Otras Noticias