uno de los hechos lo cometió cuando era adolescente

Por dos robos violentos cumplirá una pena de seis años

La Cámara de Sentencia en lo Penal Juvenil lo declaró reincidente. También debe realizar un tratamiento.
miércoles, 9 de octubre de 2019 · 02:06

“La modalidad agregó más reproche al hecho”, indicó el fiscal Ezequiel Walther en su alegato. El acusado debía responder por dos hechos de “robo calificado por el uso de arma”, uno de éstos cometido cuando era un adolescente. El lunes, en la primera jornada, el imputado se responsabilizó por los hechos que oportunamente  le habían endilgado: el primero ocurrió en octubre de 2009 y el segundo, en octubre de 2018. En ambos ilícitos se valió de un arma para amedrentar a sus víctimas. La primera vez utilizó un revolver calibre 22 y en la segunda ocasión, un arma punzocortante.

En octubre de 2009, cuando era un adolescente, sobre avenida San Martín, al este capitalino, el acusado –acompañado por otro joven que ya fue condenado por este hecho- arrebató a una mujer una cartera que contenía dinero y otras pertenencias. Durante el forcejeo, el joven apuntó a la mujer con un revólver calibre 22 y luego hizo un disparo al suelo. Luego, ambos malhechores  agredieron a patadas a la mujer. Finalmente, cuando dejó de resistirse al ataque, los jóvenes se apropiaron de la cartera y emprendieron la huida.

El segundo hecho se registró en octubre de 2018 en inmediaciones de las calles Avellaneda y Teodulfo Barrionuevo, en la zona sur de la Capital. Un joven que circulaba en su moto fue interceptado por dos hombres -uno de ellos el acusado- que se manejaban en otra moto. De forma intimidante, el acusado, con un elemento punzocortante, obligó al motociclista a abandonar su rodado; luego se subió a la moto y huyó, apoderándose de esta manera del vehículo.

“Me hago cargo. Estuve bajo los efectos de los psicofármacos; era adicto. Desde chico tengo problemas de adicción; nunca tuve apoyo. Siempre estuve preso y no tuve oportunidad de hacer un tratamiento en un centro de rehabilitación. Pido que se me dé una oportunidad para estar con mi familia”, dijo en la primera jornada de debate.

Alegatos
Ayer, en la segunda audiencia, las partes expusieron los alegatos y se dio a conocer el veredicto. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal Ezequiel Walther. En tanto que la defensa estuvo a cargo del abogado del foro local Fernando Contreras.

“El relato de los testigos se condice con los hechos y la víctima lo reconoció en rueda de reconocimiento”, detalló el representante del Ministerio Público Fiscal, en relación con el primer robo. Por el segundo hecho, destacó que el acusado “intervino con un arma impropia para lograr un plus ofensivo. Puso en peligro la vida de otros”.
Además, valoró que en “un acto de responsabilidad social reconoció el hecho, se arrepintió y dijo tener un problema de consumo”.

No obstante, insistió en que cuando era adolescente y cometió el primer hecho “hubo un disparo y se golpeó a la víctima”. Para Walther, hubo una “extensión del daño”. Respecto al segundo hecho, precisó que el acusado y su acompañante “salieron a la caza de la víctima; exhibió un arma, fue de noche… son circunstancias para un raid delictivo”.
Por último, recordó que en noviembre de 2015, la Cámara Penal de Tercera Nominación lo declaró reincidente. Finalmente, el fiscal sostuvo la acusación y pidió una pena de seis años. Al mismo tiempo, solicitó que se declare la reincidencia y que realice un tratamiento para rehabilitarse por su consumo problemático de sustancias.

A su turno, el defensor Fernando Contreras comentó que “la falta de suerte” llevó a su cliente “a delinquir, sumado a malas juntas y adicciones”. Tales circunstancias lo llevan al banquillo, acusado de actos graves, señaló. También destacó que su defendido solicitó ayuda para salir adelante. “Siempre que siga en esa senda volverá a ocupar el banquillo de los acusados”, advirtió.
Dada esta conclusión, el abogado solicitó que se tenga en cuenta que era un adolescente al momento de cometer el primer hecho a la vez que enfatizó la necesidad de contención psicológica y de un tratamiento para tener posibilidades certeras para reinsertarse en la sociedad. 

Al momento de hacer uso de su derecho a una última palabra, el joven pidió perdón y se responsabilizó por sus actos. “Necesito una oportunidad para reintegrarme en la sociedad. Siempre tuve problemas de adicciones”, expresó.
Luego, los jueces de este Tribunal, Rodrigo Morabito, Fabricio Gershani Quesada y Fernando Esteban pasaron a un breve cuarto intermedio antes de dar a conocer el veredicto. Por unanimidad, los magistrados resolvieron declarar culpable al joven por ambos delitos y en consecuencia lo condenaron a seis años de prisión, de acuerdo con lo solicitado por el fiscal. 
Además, fue declarado reincidente por segunda vez, por lo que deberá cumplir la condena en su totalidad, sin el goce de ningún beneficio excarcelatorio. Por último, se dispuso que en el Servicio Penitenciario realice un tratamiento de rehabilitación por el consumo problemático de sustancias.

Otras Noticias