SEGÚN ESTADÍSTICAS JUDICIALES

En la primera mitad del año, se registró una agresión sexual por día

Se trata de un promedio de denuncias por abusos sexuales, exhibiciones obscenas y corrupción de menores.
lunes, 03 de septiembre de 2018 · 04:07

Las agresiones sexuales son una de las formas de violencia extrema. Los grupos sociales más vulnerables para ser víctimas de tales son las mujeres y, sobre todo, niños, niñas y adolescentes. De acuerdo con estadísticas oficiales proporcionadas por el Poder Judicial, en los primeros seis meses del año, en la Primera Circunscripción Judicial, en promedio se denunció a diario por abusos sexuales, acoso sexual y corrupción de menores.

En detalle, en los departamentos que comprenden esta Circunscripción Judicial -Capital, Capayán, Fray Mamerto Esquiú, Valle Viejo, Ambato, Ancasti, Santa Rosa, Paclín y El Alto-, se denunciaron 118 situaciones de abuso sexual, 10 de acoso sexual y 37 hechos de corrupción de menores. En tanto que no se registraron más denunciadas relacionadas con “delitos contra el honor”. También se registraron 10 denuncias por “exhibiciones obscenas”.

165

denuncias por abuso sexual, acoso sexual y corrupción de menores se hicieron en los primeros seis meses en la Primera Circunscripción Judicial.

En total, las agresiones sexuales suman, en el primer semestre de 2018, 175 denuncias. En promedio, a diario, se efectúa 1 denuncia. Del total de estas denuncias, un 67,42% corresponden a abusos sexuales, dentro de éstos existe una amplia calificación, desde “abuso sexual simple” a “abusado sexual con acceso carnal agravado” y el abanico es amplio; puede ser agravado “por la convivencia”, “la guarda” o “el vínculo”; “reiterado” o “con la participación de personas”, entre otras posibilidades.

De acuerdo con esta información, la Unidad Especial de Violencia Familiar y de Género recibió las 37 denuncias por “corrupción de menores”. En tanto que la Unidad Judicial Nº 10, ubicada en la zona sur de la Capital, recibió la mayor cantidad de denuncias por “abusos sexuales”, “acosos sexuales” y “exhibiciones obscenas”. Por “abusos sexuales” se presentaron 25 denuncias; por “acoso sexual”, cuatro y tres por “exhibiciones obscenas”.

A fin de prevenir el abuso sexual infantil (ASI), los especialistas en el tema recomiendan algunos ‘tips’ para mamás, papás, docentes y demás personas adultas. Cualquier herida genital o irritación que no se explique por un accidente causal puede ser un alerta como así también los dibujos con contenidos sexuales. A la vez, se debe estar pendiente de cambios repentinos de conducta, aislamiento, pesadillas o insomnio.

Las palabras

En materia de prevención, los expertos también recomiendan que chicos y chicas tengan la posibilidad   de expresar en palabras todo lo que les sucede. Para ello, resulta fundamental crear espacios de diálogo. En este contexto, aconsejan que los adultos les expliquen que los secretos son información o conocimiento que se reserva, es decir, se guarda de que otros los puedan saber. Los secretos crean un ambiente misterioso alrededor de las personas, pero pueden tener consecuencias positivas o negativas dependiendo de cómo se sienta quien los guarda. Precisamente ésa es la clave para saber diferenciar los secretos buenos de los secretos malos; por ello se recomienda enseñar a los chicos y chicas a identificar las emociones que siente al guardar un secreto. Los secretos malos o perjudiciales generan en los más pequeños un estado de ánimo desagradable, con sentimientos como miedo, tristeza, culpa y preocupación. “Cuando alguien le hace daño a otra persona y después le exige no decir, quien guarda el secreto puede sentir tanto temor como culpa de lo sucedido cada vez que alguien más pueda enterarse del secreto. Los secretos buenos generalmente duran poco tiempo y se guardan con intención de revelarse pronto”, remarcaron.

En cambio, los secretos malos se guardan con intención de que nadie se entere de ellos jamás, aíslan al niño o niña, le hacen desconfiar de los demás, sentir temor de que el secreto pudiera revelarse, vergüenza y tristeza por sentirse atrapado en una situación que no había previsto. “Lo fundamental es que los chicos sepan diferenciar ambos tipos de secreto y que los secretos malos siempre deben ser revelados, porque de lo contrario ocasionan daños o perjuicio a quien los guarda y a quienes no conocen la información. Es importante asegurar a tu hijo que revelar un secreto malo no daña a la familia o a los seres queridos, mantenerlo oculto sí”, advirtieron.

Cuando en la familia y la sociedad se enseña que los problemas deben mantenerse ocultos o a mentir, predisponen a los niños, niñas y personas vulnerables a ser víctimas de quienes ejercen el abuso y promueven los secretos malos, sostuvieron.

Denuncias por otros temas, en seis meses

En relación con las estadísticas judiciales, en el mismo período se registraron 164 denuncias por desaparición de personas o de fuga. El 80% corresponde a chicos que, por alguna razón, decidieron irse de su casa. Afortunadamente, ninguno de estos casos corresponde a un secuestro.

Desde la Sección Desaparición de Personas de la División Trata de Personas de la Policía de la Provincia, sobre las causales de la huida, se indicó que existen varios motivos: falta de comunicación con los padres, travesuras o, muchas veces, “cuando se trata de familias ensambladas tienen conflictos con los padrastros y como no le dan la debida atención, el niño encuentra esta manera de protestar o de llamar la atención de la madre. Toma la determinación de irse de la casa”.

También se registraron 1.776 denuncias por violencia de género sobre un total de 11.279 denuncias. Es decir, por mes se realizaron 296 denuncias, a razón de nueve denuncias por día, en promedio. A ello, se suman las denuncias por impedimento de contacto e incumplimiento de deberes asistenciales familiares, que registran un número mínimo.

En detalle, según estas estadísticas, en la Unidad Judicial Especializada en Violencia Familiar y de Género se radicaron 935 denuncias. En las demás 11 Unidades Judiciales que funcionan en Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú se registraron 534 denuncias por violencia de género y otras 307 denuncias relacionadas con las Leyes Provinciales 4.943 y 5.434 sobre esta temática. Además, se hicieron 28 denuncias por impedimento de contacto (2,22%) y 28 denuncias por incumplimiento de deberes asistenciales familiares (0,24%). Estas denuncias representan el 16% del total. Los delitos contra la propiedad fueron lo más denunciado. Según se precisó, de 11.279 denuncias registradas, 2.721 corresponden a estos delitos. En detalle, se registraron 2.498 denuncias por robo y 1.207 por hurto. Además, se deben tener en cuenta “los intentos”. En este sentido, se declararon 50 denuncias por hurto en grado de tentativa y 223 robos en grado de tentativa. En la jurisdicción de la Unidad Judicial Nº 1, en pleno centro capitalino, se registraron 231 denuncias por hurto y por robo.

Otras Noticias