LA MAYORÍA DE LAS DENUNCIAS CORRESPONDE A NIÑOS Y ADOLESCENTES

Chicos en fuga, entre el llamado de atención y la travesura

En la primera mitad del año se registraron 164 denuncias por desaparición de personas y fugas.
domingo, 05 de agosto de 2018 · 04:05

Una pelea en la familia o una mala nota en la escuela; una situación de abuso o de violencia son los motivos por los cuales un niño, niña o adolescente decide irse de su casa. A veces, se denuncia ante la desesperación en un primer momento, sin hacer una mínima averiguación. La falta de comunicación también es un indicio de problemas en la familia. En la primera mitad del año, en la Primera Circunscripción Judicial, que abarca a nueve departamentos, se registraron 164 denuncias por desaparición de personas o de fuga. El 80% corresponde a chicos que, por alguna razón, decidieron irse de su casa. Afortunadamente, ninguno de estos casos corresponde a un secuestro.

Fuentes consultadas en la Sección Desaparición de Personas de la División Trata de Personas de la Policía de la Provincia indicaron que se trata de un nuevo espacio, que comenzó a funcionar el año pasado. “En un 80% son menores de edad quienes desaparecen de su domicilio”, remarcaron. Según se explicó, una vez realizada la denuncia en las unidades judiciales, el fiscal en turno por oficio informa que se comience con la tarea. Entonces, se despliega un protocolo para realizar la búsqueda. “Una vez que damos con el niño, niña o adolescente, el fiscal lo deriva al Centro de Admisión y Derivación (CAD). Allí un grupo interdisciplinario lo recibe y se decide si se lo reintegra a los padres o si se toma otra medida”, se detalló.

164

denuncias por desaparición de persona o fuga se registraron en la primera mitad del año. El 80% corresponde a niños, niñas y adolescentes. Muchos son del Valle Central.

Sobre las causales de la huida, indicaron que existen varios motivos: falta de comunicación con los padres, travesuras o, muchas veces, “cuando se trata de familias ensambladas tienen conflictos con los padrastros y como no le dan la debida atención, el niño encuentra esta manera de protestar o de llamar la atención de la madre. Toma la determinación de irse de la casa”, aseguraron.

La mayoría de las intervenciones se realizaron por denuncias en Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú. En el interior, si bien son menos los casos que se dan, se da otra situación, se advirtió. En ocasiones, se trata de chicos que no se llevan bien con las parejas de su papá o de su mamá. “También hubo casos de abusos y otras situaciones”, se remarcó. Estas situaciones salen a luz cuando los chicos aparecen y son llevados al CAD, donde los entrevista un equipo interdisciplinario.
“Hasta el momento, no tuvimos una situación de gravedad. Siempre tenemos casos de desatención de los padres o una manera de llamar la atención o una travesura de niña. Hasta el momento no tuvimos secuestros. Una búsqueda demanda tiempo, personal y recursos”, se indicó.

Atención

Desde la Sección de “Búsqueda de Personas” se indicó una situación particular en una institución de resguardo. Se informó que en el mes se suelen registrar varias denuncias por fugas. En una ocasión, una misma persona se fugó cinco veces en un mes. “Tenemos que cumplir con nuestro deber, buscarlas y entregarlas. Llega el fin de semana y se vuelven a escapar; las encontramos un domingo y el lunes ya se escapan de nuevo. Desde nuestra área todos los casos son tomados con seriedad, a todos se les da la misma importancia”, aseguraron.

En aumento

Desde marzo a agosto del año pasado, 110 personas fueron denunciadas como desaparecidas en la Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú y todas fueron encontradas por la sección “Desaparición de Personas”, dependiente de la División Trata de Personas y creada a principio de año.