Caso garribia

Vuelven a pedir la liberación de Chanampa y Argañaraz

Familiares solicitan que se revea la causa. La madre de Argañaráz pidió que se cambie la carátula.
viernes, 03 de agosto de 2018 · 04:07

Familiares de Hernán Chanampa (29) y Gabriela Argañaráz (28), se manifestaron nuevamente ayer frente a Fiscalía solicitando la liberación de los acusados por el crimen de los hermanos Garribia tras la brutal reyerta en el barrio Virgen Niña el 16 de mayo.

Por su parte, Marta Fernández, mamá de Argañaráz, imputada por el homicidio en grado de tentativa de Nicolás Garribia (19), aseguró que su hija no tuvo participación en los hechos y que fue “acusada con una carátula terrible".

En medio de la protesta protagonizada mayormente por familiares de Chanampa, explicó que fueron recibidos por el fiscal Víctor Ariel Figueroa, a quien le hicieron la petición.

Dijo que el letrado les remarcó que en su función de fiscal le corresponde acusar y que lo mejor es dejar trabajar a los abogados para que la causa avance. "Por mi parte no voy a seguir con las protestas porque el fiscal nos explicó que hay que dejar trabajar a los abogados que representan a las partes. Nosotros vinimos y fuimos atendidos", agregó.

La mujer mostró consternada al destacar que al momento de la detención su hija "fue maltratada por el personal de la Brigada para que revele donde estaban ocultos los muchachos aquella noche. Y ésta es una de las razones por las cuales queremos que se  revea la carátula".

Finalmente dio una breve versión de los hechos de aquella trágica noche que terminaron con la vida del hermano de Nicolás, Américo Garribia (17).

Dijo que mientras su hija se encontraba en el interior de su vivienda junto Claudio Olivera (30) -quien fue acusado de haber asesinado a Américo-, tuvieron que soportar que Brian Luján (20) ingrese a su casa con intención de robo tras lo cual Olivera lo corrió y golpeó logrando que se vaya".

"Olivera volvió a su casa, al ratito llegó Hernán Chanampa y juntos fueron a comprar unas bebidas. Volvieron a la casa y minutos después entraron los Garribia con Luján y al menos otros cuatro sujetos y se metieron a la casa. Tiraron piedras y botellas”, finalizó.

Olivera es el más complicado en la causa y está imputado por homicidio agravado por la muerte del adolescente.

Argañaráz y Chanampa están en la mira por la muerte de Nicolás, quien por las heridas recibidas con un arma blanca estuvo grave en terapia intensiva del San Juan Bautista y tras reingresar al nosocomio en reiteradas oportunidades, falleció la semana pasada por leucemia.

Otras Noticias