una de las víctimas tenía 14 años

Violó a sus dos hijas, quedó inválido y se las entregó a sus hijos

Los abusos duraron años. El hombre ató su hijo discapacitado a un árbol, al tiempo que golpeaba a su esposa.
miércoles, 22 de agosto de 2018 · 04:05

Un hombre violó a sus dos hijas en la provincia de Santiago del Estero durante varios años, y tras quedar inválido, se las entregó para que continuaran con los abusos sexuales a dos de sus hijos, quienes ahora son buscados por la Justicia, ya que se dieron a la fuga tras denunciarse el caso.


Según trascendió, el hecho se hizo conocido en aquella provincia como "La casa del horror" luego de que una de las víctimas, de 14 años, lograra contarle a una de sus maestras la trágica situación a la que eran sometidas dentro de su vivienda.


Tras la denuncia de la adolescente, la Justicia empezó a trabajar en el caso y llevó a la esposa del acusado y a sus hijos a un hogar, donde permanecen alojados. La madre de las víctimas contó a la prensa local que ella denunció doce veces al marido y que también la mayor de sus hijas lo hizo, pero nunca nadie investigó nada. "Yo tenía 12 años cuando lo conocí, él tenía ya 36", contó al diario El Liberal la mujer, que tuvo 10 hijos con el hombre que la semana pasada y tras conocerse el hecho falleció, sin que hayan trascendido detalles del deceso.


"Mi vida era de lo peor, pero después empezó a abusar de mi hija que ahora tiene 22 años. Le pregunté por qué y me golpeó. Tanto me faltó el respeto que mis hijos, de 22 y 17 años, se animaron también a golpearme", agregó.


Además, esos hijos de 17 y 22 que menciona la mujer, y que ahora son buscados por la Justicia, habrían abusado sexualmente y golpeado a sus hermanas, luego de que el padre sufriera un accidente y quedara inválido y en silla de ruedas tiempo atrás.


En tanto, una asistente social de aquella provincia, contó ante la prensa local que el hombre, ahora fallecido, maltrataba a la mujer desde hace varios años y "la sometía a prácticas aberrantes. Ella gritaba y todo era observado por los hijos", contó la asistente social que detalló que el hombre también ató a otro de sus hijos, discapacitado, a un árbol. La fiscal Cecilia Rímini, a cargo de la causa, prepara el requerimiento de las detenciones de los jóvenes de 17 y 22 años, que habrían viajado a Buenos Aires la semana pasada, acusados de violar a sus hermanas.


La Policía sacó a la mujer y los hijos de la vivienda para ubicarlos en un refugio provisto por una ONG de la zona y a los pocos días, el jueves de la semana pasada, el sujeto falleció, solo, en ese mismo patio.


La mujer reveló además que denunció al violento doce veces y que su hija también lo hacía.
"Tanto me faltó el respeto que mis hijos, de 22 y 17 años, se animaron también a golpearme", agregó. Con el tiempo, los jóvenes imitaron al padre. En el día a día, la madre se convirtió en esclava física, sin que importara el vínculo. "Vinimos a Santiago. Del Bº Islas Malvinas pasamos a la casa de mi padre", explicó. Allí, en un tiempo que no supo precisar, descubrió a su esposo manoseando a la hija de 14 años.


"Me fui y le avisé a las maestras del pueblo. Me aconsejaron denunciar todo. Él ya estaba en silla de ruedas, pero igual le tenía mucho miedo", finalizó. 


En 24 horas, la fiscal Andrea Darwich envió a la policía a la casa y fueron rescatadas madre e hijas más chicas y la propia adolescente. Fueron alojadas en un refugio del Bº Juan XXIII y se dio intervención a la defensora, Andrea Blinder.

Otras Noticias