COMENZÓ EL DEBATE EN LA CÁMARA PENAL DE PRIMERA NOMINACIÓN

Acusado de abusar de su hija optó por guardar silencio

Los ultrajes se habrían producido desde octubre de 2015, durante dos años, aproximadamente.
jueves, 02 de agosto de 2018 · 04:08

Se inició en la Cámara Penal de Primera Nominación un debate por un abuso sexual intrafamiliar.

Fuentes judiciales indicaron que un hombre ocupa el banquillo de los acusados con una fuerte imputación: “abuso sexual gravemente ultrajante por la circunstancia de su realización, por el vínculo y continuado” y “corrupción de menores”.


Dado que se trata de un delito de instancia privada y a fin de preservar a la víctima, el debate se desarrolló a puertas cerradas. La víctima es la hija del acusado. Los abusos se habrían producido entre octubre de 2015 y se habrían prolongado por cerca de dos años. Por entonces, la niña tenía unos 10 años.


El Tribunal está integrado por los jueces Fernando Esteban, Carlos Roselló y Elizabeth Cabanillas. El Ministerio Público Fiscal es representando por el fiscal Jorge Silva Molina y la defensa está a cargo del abogado Roberto Mazzucco.


En la primera audiencia, el acusado se negó a declarar; se pasó a un cuarto intermedio y el debate se reanuda hoy con el testimonio de testigos.  


El abuso sexual infantil (ASI) hoy en día es uno de los delitos más repudiados socialmente. Puede concretarse a través de distintos modos, como los toqueteos, acoso sexual a través de las redes sociales, la corrupción, la trata de personas o la violación. Por ello es una de las formas de violencia que más afecta a chicos. De acuerdo con informes de UNICEF, al menos la mitad de los casos de ASI se produce en el seno del hogar: el victimario es alguien conocido por la víctima y que por lo general no es sólo conocido, sino que tiene algún grado de familiaridad.


Estudios afines al ASI indicaron que en Argentina se estima que uno de cada cinco niños y niñas son abusados por un familiar directo antes de los 18 años; la edad media de inicio del abuso es de 8 años.

Otro dato que se destacó es que la gran mayoría de las víctimas serán niñas o adolescentes mujeres: ocho o nueve de cada 10 y el 70 % de las adolescentes víctimas no dirá jamás que fue abusada ni buscará ayuda. En cuanto al abusador, las estadísticas señalan a los hombres, más aún aquellos que son cercanos y de confianza de los niños y niñas.


Para poner freno, la denuncia es fundamental y cualquier persona que sospeche que está ocurriendo una situación de abuso sexual puede denunciar. Los adultos, padres, docentes o vecinos de chicos y chicas sospechados de abuso también deben denunciar.


En materia de prevención, los especialistas en el tema consideran que la implementación de la Educación Sexual Integral es una herramienta necesaria, que debe ser despojada de conceptos religiosos y morales.