Las denuncias son anónimas y sirven para impulsar una investigación

Destacan la ayuda de los vecinos en la lucha contra los narcos

Lo afirmaron desde Gendarmería Nacional. Señalaron que la provincia sigue siendo zona de paso.
lunes, 2 de julio de 2018 · 04:03

La situación se puede dar en cualquier punto de la provincia. Un vecino que es testigo del constante movimiento de personas a toda hora. Vehículos que se estacionan. Gritos, peleas. El rumor de que en esa casa se venden drogas es cada vez más grande hasta que pasa a ser vox populi. Por temor a sufrir represalias, el vecino decide soportar la situación hasta que un día, cansado de sentirse desprotegido, decide hacer la denuncia anónima ante las fuerzas de seguridad.

El comandante mayor, Martín Ignacio Amuchástegui, es el jefe de la Agrupación VIII de Gendarmería Nacional - que abarca a Catamarca y La Rioja - y atribuyó un alto grado de responsabilidad en los golpes dados al narcomenudeo a la colaboración de la comunidad. 

"El vecino se ha acercado a hacer denuncias", contó Amuchástegui, quien agregó que al denunciante se le dan las garantías de que se preservará su identidad, para que brinde datos sobre el hecho que desea reportar.

"Hemos tenido a concejales que han venido a aportar información para controlar "kioscos". Para neutralizar o mitigar", explicó. 

Esto pasó en los operativos realizados durante el viernes a la noche cuando Gendarmería logró desarticular cuatro puntos dedicados al "narcomenudeo" y que también operaban mediante la modalidad de "delivery". La advertencia vecinal fue la que impulsó los trabajos de inteligencia que terminaron arrojando positivos.

Amuchástegui se refirió también al sujeto detenido el jueves y que conforma la banda interprovincial, cuyas raíces están en la provincia de Tucumán. 

"En esta investigación quedaba pendiente la ubicación de este ciudadano (Exequiel Fernández), quien al momento de la detención estaba fraccionando la droga. Sería el que vendía en un kiosco de la zona", explicó y negó que el caso esté cerrado. "Se continúa con la investigación".  

El golpe contra esta banda, compuesta por los hermanos Paradi y Claudio Sandoval, se originó a principios de año cuando se investigaba "narcomenudeo". La pesquisa condujo hasta la conexión con los tucumanos, quienes fueron los primeros en ser detenidos, el 19 de mayo. Días después, se logró ubicar más de 270 kilos de marihuana que estaban enterrados en el sur tucumano.

 

 

El jefe de la Agrupación VIII comentó a El Ancasti que la cocaína y la marihuana que es incautada en la provincia proviene del exterior y asegura que por los operativos efectuados la provincia sigue siendo un lugar de tránsito. "La droga proviene de bandas extranjeras de Perú, Bolivia. Ingresan al país por el Norte. Pasan por Catamarca y se dirigen a Mendoza, Córdoba, Buenos Aires y Rosario", dijo. 

"Catamarca sigue siendo de paso, los grandes procedimientos fueron realizados en rutas 38, 157 y 60, que son rutas utilizadas por estas bandas para el traslado a otras grandes urbes. Los allanamientos realizados aquí han sido de menor cuantía", agregó. 

Amuchástegui destacó el trabajo en conjunto que se viene realizando junto al Gobierno provincial, la Justicia Federal, la Dirección Drogas Peligrosas y la Policía Federal. "Estamos articulados todos para un mismo fin, es un trabajo en equipo", concluyó. 

Otras Noticias