Una joven mujer

Murió junto a sus seis hijos al incendiarse la vivienda

Los chicos tenían entre uno y doce años. Habrían intentado secar unas prendas de vestir en una estufa o algo similar.
viernes, 09 de noviembre de 2018 · 04:03

VIEDMA- Una joven mujer y sus seis hijos, de entre uno y doce años, murieron ayer a la madrugada al incendiarse la vivienda que habitaban en la ciudad de Viedma, en Río Negro.

El trágico hecho se produjo en una casa situada en French al 300, del barrio Artémides Zetti, en la capital provincial, y el único sobreviviente fue el padre de los menores, aunque su estado era desesperante. El hombre fue derivado a un hospital de la zona con el 80 por ciento del cuerpo quemado, informó el portal del diario local Río Negro.

Todo ocurrió alrededor de las 3:30 cuando las llamas se esparcieron rápidamente en el sector en el que se encuentra el acceso de la vivienda, de quince metros cuadrados, por lo que fueron infructuosos los esfuerzos de vecinos y bomberos para rescatar a las víctimas. Las víctimas fatales fueron identificadas como Débora Agustina Huaiquillan, de 27 años; las niñas Luján Sanzana, de 12 años; Ayelén Sanzana, de 11; Natacha Sanzana, de 7 y los niños Félix Sanzana, de 5; Yahir Sanzana, de 3; y Maximiliano Sanzana, de 1 año.

El padre de los chicos fue identificado como Johnatan Sanzana, quien permanecía en estado delicado. En el incendio también resultó lesionado Enzo Huaiquillan, de 22 años y hermano de la madre de los niños, quien recibió las quemaduras al realizar desesperados esfuerzos por rescatar a sus familiares.

El hecho se convirtió en uno de los incendios más trágicos que se registra en la historia de la ciudad y la provincia. La última tragedia similar había ocurrido el 16 de junio pasado en una humilde vivienda del Loteo Silvia, de Viedma, donde murieron abrazados un niño de cuatro años y su hermana de uno y medio. El incendio se produjo en una humilde vivienda a donde la madre de los chicos los había dejado solos para ir a trabajar.

Causas

En las últimas horas, los investigadores del incendio descartaron como origen de la tragedia alguna pérdida de gas o cierto corto circuito en el inmueble. Así, el análisis se concentra en un foco interior que podría haber derivado cuando se secaba vestimenta de los menores frente a una estufa o un elemento similar. Ese principio de incendio se habría registrado cerca de la única puerta y ventana de la habitación, imposibilitando la salida.