miembro de la armada

Suboficial condenado por abuso sexual

martes, 07 de noviembre de 2017 · 04:00

La Justicia condenó a nueve años de prisión a un suboficial de la Armada que abusaba de un menor y luego subía las imágenes de los hechos a través de una red internacional de pornografía infantil.
La condena fue lograda a partir de una investigación realizada por la Fiscalía de la Ciudad y el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ).

El 23 de marzo de 2016 se recibió, a través del equipo del CIJ, una alerta de prioridad número 1 del Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC) de los Estados Unidos por distribución de material de pornografía infantil en Internet desde una dirección IP de Argentina.

Esa noche, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales rápidamente vinculó la denuncia de prioridad 1, que consiste en la posibilidad de que un menor se encuentre en peligro, con otras que se estaban investigando del mismo usuario por publicación de imágenes de pornografía infantil en Facebook.
Así se dio intervención al fiscal Martín López Zavaleta, titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 30.

Los investigadores del CIJ encontraron imágenes de lo que se denomina producción "casera", que es cuando el pedófilo sube material de sus abusos a un menor.
Con esta información, y la urgencia que dictaba el caso, el fiscal ordenó realizar tareas de investigación para dar con el inmueble donde habitaba el imputado y desde donde publicaba el material pornográfico.

Horas más tarde, el fiscal López Zavaleta solicitó el allanamiento y la detención del imputado al Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº 10, a cargo del juez Pablo Casas.
El allanamiento, que se produjo el mismo 24 en un departamento situado en el barrio de La Boca, fue concretado en colaboración del Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía y la asistencia de psicólogos para dar contención a las víctimas, quienes retornaron al departamento cuando la medida se estaba realizando.

Durante el allanamiento se secuestraron vestimentas de la menor, del imputado y objetos de la casa que aparecen en las fotografías pornográficas que el imputado produjo, publicó y distribuyó. Estos elementos fueron las pruebas utilizadas para acreditar los abusos.

Otras Noticias