Carpetas con desgrabaciones

En un allanamiento a Cristina encontraron información que provendría de escuchas ilegales

Para los investigadores, son intervenciones telefónicas que se habrían realizado durante el gobierno anterior.
martes, 11 de septiembre de 2018 · 09:57

Entre las muchas cosas que se hallaron en el allanamiento ordenado por el juez Claudio Bonadio en la casa de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner en El Calafate, aparecieron varias carpetas con desgrabaciones que podrían provenir de escuchas ilegales.

Fuentes vinculadas a la investigación del caso iniciado a partir de los cuadernos del chofer Oscar Centeno, confirmaron a Infobae que entre el material encontrado en la casa de la ex presidente –además de la carta original de San Martín a O´Higgins, el prontuario policial de Hipólito Yrigoyen y un bastón presidencial– hay informes cuyo origen puede estar basado en intervenciones telefónicas ilegales.

Un par de esos informes que según los investigadores debe investigarse si provienen de escuchas ilegales, están fechados en abril de 2012. El 16 de abril de aquel año, la presidente de la Nación había enviado al Congreso el proyecto de ley para expropiar YPF y estatizarla.

Una de las desgrabaciones está fechada el 17 de abril de 2012 y aparenta ser la transcripción de una teleconferencia que tuvo el por entonces presidente de Repsol YPF, el español Antonio Brufau. En ese informe tanto Brufau como Miguel Martínez, quien era director económico financiero de la compañía, explicaron la situación en Argentina a varios analistas de bancos privados. Los españoles relataron –en la teleconferencia que duró 62 minutos– la situación política en el país y diversos asuntos vinculados con la operación de la compañía petrolera que en mayo de aquel año sería expropiada.

Entre los papeles de El Calafate apareció otra desgrabación de una teleconferencia protagonizada por un ejecutivo de una empresa petrolera e inversores. En la desgrabación correspondiente al 18 de abril de 2012 se reprodujo una conversación entre Alberto Galvis Melo, representante de British Petroleum en Argentina, empresa que es accionista de la compañía Pan American Energy, y Adam Demark, integrante del fondo de inversión Mason Capital que poseía por entonces un porcentaje de las acciones de British Petroleum.

Otra de las desgrabaciones que estaban en la casa de la senadora nacional por el Frente para la Victoria corresponde al 23 de mayo de 2012. En ella hablan ejecutivos del banco HSBC sobre un proyecto de inversión de la empresa minera Barrick Gold.

Hay otra transcripción de una comunicación, en este caso fechada el 30 de mayo de aquel año, en la que ejecutivos del Citigroup de Argentina hablan con otros ejecutivos de la misma compañía en otros países. Explican cuál es la firma Clorox y se refieren a la estatización de YPF.

No hay registro, por lo menos conocido, acerca de la existencia de causas judiciales en las que algún juez hubiera autorizado las escuchas que, infieren los investigadores del caso de los cuadernos escritos por Centeno, fueron desgrabadas y estaban en El Calafate.

Otras Noticias