CAUSA DE LOS CUADERNOS

Continúa el allanamiento a la casa de Cristina Kirchner en el Calafate

sábado, 25 de agosto de 2018 · 13:00

Efectivos de distintas fuerzas de seguridad y miembros de la AFIP continuaban esta tarde en la ciudad santacruceña de El Calafate el allanamiento en la casa de la senadora nacional Cristina Kirchner en el marco de la causa que investiga el presunto pago de coimas en la obra pública.

Luego de que en la noche del pasado viernes se decidiera suspender las tareas de registro en la propiedad ubicada sobre la calle Padre De Agostini, uniformados de la Policía Federal, Gendarmería y Prefectura retomaron las inspecciones ordenadas por el juez federal Claudio Bonadio.

En esa primera jornada, las tareas habían demandado seis horas, mientras que este sábado ya van cuatro horas de registro.

La casa de El Calafate, en la que falleció el ex presidente Néstor Kirchner en octubre de 2010, es la tercera propiedad de la líder de Unidad Ciudadana que es allanada en el marco de la denominada causa de los cuadernos.

A diferencia de lo sucedido en la primera jornada de tareas en el predio de la calle Padre De Agostini, este sábado no había militantes kirchneristas presentes en la puerta del lugar.

Mientras tanto, la ex jefa de Estado permanecía en la Ciudad de Buenos Aires en el departamento de su hija, Florencia Kirchner, en el barrio de Constitución, luego de que su inmueble de Recoleta fuera allanado el pasado jueves durante 13 horas.

Además del operativo en el edificio de Uruguay y Juncal, la Policía Federal y la AFIP habían registrado la casa ubicada en Mascarello 443 en la ciudad santacruceña de Río Gallegos.

Todos los allanamientos se dieron en el marco de la causa por el presunto pago de coimas en la obra pública durante la gestión del kirchnerismo ordenados por el titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal número 11, quien el último miércoles había recibido la autorización del Senado para proceder con las medidas de prueba en los domicilios de la líder de Unidad Ciudadana.

En un informe, Bonadio aseguró que los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner, así como el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, eran los "beneficiarios finales" de la presunta "organización delictiva" que autorizaba sobreprecios en obras con el objetivo de recibir retornos que eran recaudados por el ex subsecretario de Coordinación y Control de Gestión Roberto Baratta y su secretario privado Nelson Javier Lazarte; junto con otros funcionarios como Hernán Camilo Gomez, Fabián Ezequiel García Ramón, Rafael Enrique Llorens y Walter Fagyas.