ARA San Juan

Confirman que detectaron un ruido donde el submarino perdió el contacto

La Armada informó que se detectó una "anomalía hidroacústica" horas después de la última comunicación del buque y a 30 millas de su ubicación.
jueves, 23 de noviembre de 2017 · 08:26

En un informe que generó una fuerte preocupación por el desenlace que podría tener la búsqueda del ARA San Juan , la Armada reveló ayer que el miércoles de la semana pasada, apenas tres horas y media después de que el submarino perdió contacto con las bases navales, se registró un ruido a 30 millas del lugar en el que se conoció la última comunicación.

En medio de la "etapa crítica" en que ingresó el operativo de rescate, el vocero de la Armada, capitán Enrique Balbi, dijo que el dato, considerado el primer indicio oficial que involucra al submarino perdido, fue detectado por la agencia Ismerlo (Oficina Internacional de Escape y Rescate de Submarinos), por un pedido del gobierno de Estados Unidos, que analizó la información.

Balbi evitó cuidadosamente explayarse sobre el significado del "ruido" y, al ser consultado en la rueda de prensa sobre si lo que se había registrado era una explosión, respondió: "Es un ruido, no hacemos conjeturas".

"Hoy [por ayer] recibimos un indicio oficial que corresponde al miércoles 15 por la mañana, coincidente con el teatro de operaciones de la última comunicación registrada por el submarino. Ese indicio responde a una «anomalía hidroacústica» que se habría producido cerca de la última posición comunicada por el sumergible, a las 7.30 de la mañana.

La novedad fue detectada unas 30 millas al norte de esa ubicación, en dirección a Mar del Plata, una zona que dos días después de haberse producido ese "ruido" fue rastrillada por aire, en medio de un fuerte oleaje y malas condiciones climáticas, por aeronaves y buques de la Armada, a los que se sumaron después navíos y aviones extranjeros.

Minutos después del dato revelado por el vocero naval, la Armada desplegó hacia ese punto buques con capacidad de sonares y telefonía subacuática, que iban a llegar a la zona cerca de la medianoche.

También se programó el vuelo de la aeronave P8 para sembrar sonoboyas, mientras las unidades de rescate enviadas por Estados Unidos para salvar a la tripulación eran armadas contra reloj en Comodoro Rivadavia, ante la eventualidad de que tuvieran que actuar, aunque su llegada al lugar no sería inmediata. Y se dispuso el envío inmediato de una aeronave de la fuerza aérea de Brasil, con un sensor especial que detecta anomalías magnéticas, para investigar el "indicio".

Otras Noticias