martes 27 de febrero de 2024
Sidney

Terrorista del ISIS tomó rehenes en una cafetería y colocó bombas en la ciudad

Luego de retener durante más de doce horas a al menos una docena de personas, el yihadista pidió una bandera del Estado Islámico. Además advirtió que escondió cuatro explosivos. (Mira el video)

Por Redacción El Ancasti

Un hombre armado retiene a al menos una docena de personas en un café de Sídney, donde fue colocada una bandera islamista, pero cinco rehenes lograron salir del lugar ubicado en el centro de esta ciudad australiana.Decenas de policías armados rodearon el Lindt Chocolat Café, un establecimiento situado en el distrito de negocios de Martin Place, una plaza peatonal, ubicada en el centro de Sídney.

Las imágenes de televisión mostraban en las ventanas del café una bandera negra con la inscripción en árabe "No hay otro Dios que Alá, Mohamed es el mensajero de Alá".

El Estado Islámico hackeó el sitio web de Malaysia Airlines

Un hombre de unos 40 años, con rasgos árabes y barba, ha sido identificado por los medios como el supuesto secuestrador, publican medios locales, pero podría haber más.Imágenes publicadas por el canal 9 News muestran al presunto secuestrador con ropa negra, una mochila y un gorro con lo que parecen inscripciones en árabe.

La Policía australiana ya contactó al yihadista, quien asegura que persigue resolver el secuestro de forma pacífica. El primer ministro de Australia, Tony Abbott, dijo que el secuestrador actúa por "motivaciones políticas"."Este es un incidente muy perturbador. Puedo entender las preocupaciones y ansiedades de la gente de Australia", dijo Abbott a la prensa en Canberra.

La Policía australiana ya contactó al yihadista, quien asegura que persigue resolver el secuestro de forma pacífica. El primer ministro de Australia, Tony Abbott, dijo que el secuestrador actúa por "motivaciones políticas".

"Este es un incidente muy perturbador. Puedo entender las preocupaciones y ansiedades de la gente de Australia", dijo Abbott a la prensa en Canberra.

Seis horas después del inicio de la toma de rehenes, cinco personas -tres hombres primero y dos mujeres poco después- salieron corriendo del café, según la policía y un periodista de la agenciaAFP.

La cadena Channel Ten dijo que había hablado con dos rehenes en el interior y que el secuestrador había hecho dos demandas."Quiere que la bandera del grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) le sea entregada directamente en el café y su segunda petición es hablar con el primer ministro", tuiteó la cadena.

"También dijeron (los rehenes) que había cuatro bombas... dos dentro del café Lindt en Martin Place y otras dos en el Sídney CBD", el barrio de negocios donde se halla el local.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar