jueves 24 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Tras la tormenta

Hay familias que temen volver a sus viviendas

Las personas que se alojaron en el CIC advierten que los cables de energía pueden generarles problemas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En medio de la tormenta que azotó con fuerte ráfagas de viento, todo el Sistema de Emergencia de la provincia trabajó para poder socorrer a las familias que requerían ayuda durante la tarde del martes y hasta la tarde de ayer. El intenso viento levantó techos precarios y ante la torrencial lluvia varias familias de los barrios de la periferia quedaron a la intemperie. De este modo, más de 200 familias fueron asistidas y muchas de ellas alojadas en el Centro Integrador Comunitario (CIC), donde prepararon para contener a los grandes y chicos, con abrigos y alimentos. Ayer, aún permanecían varias familias en el lugar ya que no podían volver a sus hogares por diversos motivos, ya sea por peligro de más derrumbes o por tener todas sus pertenencias en medio del agua.

Desde Defensa Civil informaron que en la Capital trabajaron en los barrios: Eva Perón - Santa Lucía- Cristo Rey - Portal 1 y 2 Norte - Mi Jardín- La Victoria - Barrio 9 de Julio - La Tablada - Virgen Niña - Alem, San Ramón, Achachay, Los Plateados, Villa Cubas. Este fenómeno afectó aproximadamente a unas 217 familias, un total de 874 personas.

Norma Quinteros, quien está a cargo del CIC, explicó que las familias evacuadas podrán quedarse hasta tener un lugar seguro para alojarse.

Algunas de las personas damnificadas contaron que permanecen allí por miedo a los cables de energía que quedaron en medio de sus viviendas precarias y temen que todo esté electrificado ante la tormenta, por lo que decidieron buscar refugio en el CIC.

Otro de los testimonios fue el de una familia cuya vivienda no está habitable y necesitan ser asistidos para poder contar con un nuevo hogar, también se encuentra una familia que perdió todo por un incendio.

Problemas en las Chacras

En Valle Viejo, en los barrios de Polcos, Mi Jardín, Moscú, Las Vías y en los asentamientos La Costanera y Los Plateados (Valle Viejo), precarias viviendas se vieron afectadas por el ingreso de agua proveniente de la calle y de canales, mientras que otras sufrieron desmoronamiento de techos y paredes. Además, hubo hundimientos de fosas, por lo que sus habitantes debieron ser asistidos por Defensa Civil, Bomberos Voluntarios y la municipalidad.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Escuela Municipal de Santa María. 

Te Puede Interesar