viernes 23 de febrero de 2024
Por decreto

Habilitan a farmacias a vender medicamentos para mascotas recetados

El Presidente, Alberto Fernández presentó el Decreto. El vicepresidente del Senasa, Rodolfo Acerbi, explicó que se enmarca en el concepto "Una salud".

El vicepresidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Rodolfo Acerbi, y el coordinador nacional del Programa Protenencia, Juan Enrique Romero, fueron recibidos por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, en la Residencia de Olivos previo al acto en que presentó el Decreto 185/2023 que habilita a las farmacias a suministrar medicamentos de su vademécum ante recetas firmadas por médicas y médicos veterinarios para uso en animales de compañía.

“El reconocimiento de la profesión veterinaria, se venía consolidando tras la pandemia. Esta decisión presidencial la ubica en una valoración equivalente a los médicos, lo cual es muy importante. En el ámbito de las ciencias y del concepto de Una Salud, el rol de los médicos y de los veterinarios se mancomuna en pos de un mismo objetivo: la salud pública, animal y ambiental", sostuvo Acerbi.

En tanto, Romero, impulsor del proyecto, junto a representantes de entidades veterinarias que agrupan a 25.000 profesionales del sector de todo el país, señaló: "Día a día nuestros animales de compañía requieren de una mayor complejidad medicamentosa ante los avances de la medicina veterinaria argentina, cosa que este acto presidencial repara y contempla".

Participaron también del encuentro la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y el subsecretario técnico, Emiliano Alberto Suaya.

El Decreto, emitido el 4 de abril de este año, sustituye el inciso c) del artículo 25 de la reglamentación de Ley 17.565, por el siguiente texto: “Vigilar que en la farmacia bajo su dirección sólo se acepten las recetas extendidas por las personas autorizadas por la Ley Nº 17.132 a efectuarlas, así como por todo médico veterinario matriculado y toda médica veterinaria matriculada ante la autoridad jurisdiccional competente según lo establezca la normativa vigente”.

La medida es respaldada por las facultades de Ciencias Veterinarias nacionales, las sociedades de Medicina Veterinaria y Argentina de Oncología Veterinaria y la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria, entre otras instituciones.

Impulsada por el Ministerio de Salud de la Nación, la iniciativa considera de interés sanitario la actividad que desarrollan las y los profesionales veterinarias y veterinarios al favorecer un enfoque integral con el fin de abordar la prevención y el manejo de las enfermedades que constituyen amenazas para la salud ligadas a la interrelación entre los seres humanos, los animales y el ambiente.

Cabe aclarar que el mencionado Decreto no habilita a las farmacias de especialidades en medicina humana a la comercialización de productos veterinarios dado que el expendio de los mismos está normado por la Ley 13.636, el Decreto 583/67 y las Resoluciones 978/93 y 1642/19, cuya regulación y responsabilidad de ejecución y aplicación es encomendada al Senasa por el Decreto 1585/19; por lo tanto todo establecimiento que pretenda comercializar productos veterinarios debe estar inscripto y habilitado en el Registro del Senasa y contar con el correspondiente Director Técnico Médico Veterinario como responsable.

La prescripción de medicamentos es un instrumento legal, conferida a los profesionales mediante su título habilitante y su matriculación en el ente correspondiente. Si bien muchos animales comparten características anatomofisiopatológicas, los productos medicinales destinados a especies o usos diferentes para los cuales fueron aprobados, no brindan las garantías de seguridad científica para las que fueron desarrollados, por lo que cuando un médico veterinario prescribe un medicamento humano para ser usado en un animal debe conocer la farmacología del producto y es responsable de los efectos producidos sobre su paciente, esta práctica es conocida como “uso fuera de etiqueta o extra-label use/off-label”, es decir, que el producto está siendo utilizado fuera de la indicaciones conferidas por su fabricante y para las que fue registrado; por lo que su práctica debe ser estrictamente controlada y realizada sólo cuando el beneficio supere el riesgo que implica.

En el acto también estuvieron presentes el titular de la Federación Veterinaria Argentina (FEVA), Federico Berger; el presidente y el vicepresidente de la Federación de Colegios y Consejos de Veterinarios de la República Argentina (FECOVET), Ariel Dibb y Osvaldo Daniel Castañares, respectivamente; la presidenta del Consejo Profesional de Médicos Veterinarios de FECOVET, Analía Tortosa; el gerente de la Federación Veterinaria Argentina (FEVA), Héctor Otermin; el presidente y el vicepresidente del Consejo de Decanos de Facultades de Universidades Nacionales con Carreras de Medicina Veterinaria (CONADEV), Alejo Pérez Carreras y Marcelo Pecoraro, respectivamente.

Participaron también los presidentes de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria, Jorge Errecalde, y de la Sociedad de Medicina Veterinaria, Leonardo Sepiurka; la presidenta de SAOVET, Laura Denzoin, y el vicepresidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de CABA, Claudio Marcelo Ucchino.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
se inauguro la despensa: primera comercializadora de la economia social

Te Puede Interesar